PDA

Ver la Versión Completa : 5 Aspectos Fundamentales que Protege el Islam



sidra
27/05/2010, 14:42
Assalamu aleikum,

Por el hermano Isas Rojas
El Islam busca la protección de cinco aspectos fundamentales de la vida humana, y estos cinco aspectos son enormemente considerados por todas las civilizaciones y sociedades. Para regular la sociedad, para que funcione apropiadamente y para que la comunidad florezca, es esencial que estos cinco aspectos sean protegidos.

Estos cinco aspectos son: la protección de la religión, la protección de la vida, la protección del linaje, la protección de los bienes, y la protección del intelecto.

Por ejemplo, con respecto a resguardar la religión y la fe, el Islam enseña lo más puro de todas las creencias: que existe únicamente un Ser que es Perfecto, totalmente bello y Majestuoso Señor, y que solamente Él es el único merecedor de nuestra adoración. Ningún mal Le es atribuido, en Su carácter no existe deficiencia alguna. No tiene parentesco: ni esposa ni padre ni hijo, por lo tanto, es el Único, y no hay nada similar a Él. Él no fue hecho descender a esta Tierra ni murió en una cruz. Él es Omnipotente, Omnisapiente. Su conocimiento es completo: conoce todo lo que ha sucedido, todo lo que acontece y todo lo que ha de ocurrir. De hecho, Él conoce lo que no sucederá y Él conoce lo que pasaría si eso sucediera. Él es caracterizado por una perfecta y completa vida: no duerme ni la somnolencia le afecta y Él nunca se cansa.

Acerca de la fe en los Profetas, el Islam es intermedio entre los extremos de las otras religiones. Los Profetas son humanos, mortales que comían, bebían y morían, pero eran los mejores ejemplos a seguir. Ellos no cometieron faltas graves. Con respecto a que si ellos eran sujetos de tentaciones y debilidades a las que todos los hombres son: su fe era tan fuerte como para no caer en algo obsceno o alguna indecencia.

Igualmente, en todos los otros fundamentos de la fe, como la creencia en los ángeles, el Día del Juicio, u otros pilares de la fe, las enseñanzas del Islam son claras y perfectas, y ninguna confusión o falacia pueden ser encontradas en ellas. Cada una de las personas es responsable de sí misma: no será cuestionada acerca de las faltas cometidas por otros ni podrá conceder sus faltas a otra persona, para que se responsabilice por ellas y de lo que conllevan.

Respecto a las leyes del Islam, ellas están dirigidas a la protección de los cinco aspectos básicos de la vida humana y también son caracterizadas por su completa y gran perfección. De hecho, cuando fueron empleadas en algún lugar en su totalidad, el resultado fue el florecimiento de esa sociedad, como ha sucedido en numerosas instancias dentro de la historia islámica.

El Islam también predica los grados más altos de moral y las mejores maneras en todas las áreas de la vida. Es enfático en el rol de la familia y hace hincapié en la importancia del bienestar social. Cada persona tiene una función y, por eso, es requerido que a cada miembro se le trate como corresponde. Por lo tanto, los parientes, la pareja, los hermanos, hijos y vecinos y cada individuo de la sociedad tienen sus derechos correspondientes. De hecho, los animales y las plantas tienen ciertos derechos clamados por el Islam. No hay una simple materia en este mundo o en la próxima vida sin que el Islam muestre como tratarlo. ¿Y que más se podría esperar de la verdadera religión de Dios?

Las leyes del Islam son para todas las sociedades y personas, para todas las locaciones geográficas y para todos los períodos del tiempo. Partiendo del hecho de que no son leyes hechas por el hombre, no son limitadas o restringidas para un lugar o tiempo. Están hechas para satisfacer todas las necesidades de los seres humanos sin importar su raza, color u origen. El Islam no diferencia entre un negro y un blanco, entre un árabe y un no árabe, pues el único camino por el cual la persona es más honorable ante Dios es a través de su piedad y buenas acciones. Dios no juzga a una persona por su dinero, estatus, raza, origen, nacionalidad o color, porque Él dice:

﴾En verdad, el más honrado de vosotros ante Dios es el más piadoso ﴿ (Corán 49:13).


Y el Profeta Muhammad dijo:

« ¡Oh seres humanos! En verdad, Dios os ha removido el enorgullecimiento del período de la ignorancia (pre-islámico) y el alarde que usabais basándose en vuestro linaje. Ahora, la gente es de dos categorías: el creyente, piadoso y noble en el camino de Dios, y el impío, desdichado y hostil en el camino de Dios. Los hombres son hijos de Adán, y Adán fue hecho de barro». (Reportado por At–Tirmidhi # 3270).