PDA

Ver la Versión Completa : El Otro Muro de la Vergüenza



Badr
21/03/2010, 12:45
Palestina
ROMPAMOS EL BLOQUEO DE GAZA
El Otro Muro de la Vergüenza
19 de enero de 2010
Escritor(a) :
Cristina Mas
Un año después de los ataques israelíes contra la población de Gaza, que asesinaron a 1.400 palestinos, la franja sigue sometida a un brutal bloqueo económico. Impuesto hace casi cuatro años como castigo colectivo por unas elecciones que llevaron a Hamás al gobierno, el bloqueo de EE. UU., la UE, la ONU y Rusia no ha aflojado ni tan solo después de la destrucción masiva de casas, infraestructuras de agua y de electricidad y la red sanitaria, en la operación más sangrante del ejército israelí desde 1967.

El bloqueo ha generalizado el paro y la miseria, la falta de alimentos y medicamentos básicos y ha impedido la reconstrucción de casas y hospitales, y de las infraestructuras de agua y electricidad. A la política de ahogo de la gente de Gaza se añade ahora Egipto, que construye un muro de acero subterráneo para romper el único hilo que conecta la franja con el exterior: la red de túneles construidos bajo tierra.

Israel controla tres lados de Gaza: el norte y el Este están cerrados por el ejército, y el oeste (la costa) por la marina israelí que no permite ni siquiera trabajar a los pescadores. La cuarta frontera, al sur, está controlada por Egipto y un comando internacional de la UE. Es aquí donde durante estos años de bloqueo han proliferado los túneles que ahora Egipto pretende cortar con un muro subterráneo de planchas de acero de 50 centímetros de espesor y veinte metros de profundidad. Si el proyecto se cumple, toda la frontera de 14 km. entre Gaza y Egipto quedará sellada. Y con ella la única válvula de escape del bloqueo.

El control israelí de los pasos de mercancías hacia la franja y el bloqueo internacional hacen que en Gaza falten gasolina, alimentos básicos, medicamentos, maquinaria, materiales de construcción... Las viviendas destruidas por los ataques de hace ahora un año se han tenido que volver a levantar con baldosas de barro, porque Israel bloquea la entrada de cemento. Ni tan solo los hospitales cuentan con equipos para funcionar, como denuncia Médicos Sin Fronteras. El 80% de la población está en el paro porque se ha cortado la exportación y la importación y se ha destruido la economía local. Todo ello para forzar una revuelta interna contra Hamás.

Esta situación explica que en la frontera entre Gaza y Egipto se hayan excavado unos 400 túneles donde trabajan centenares de personas que llevan mercancías desde Egipto hacia la ciudad palestina de Rafah. Los productos tienen un precio exorbitante, resultante de una especulación de la que se beneficia la pequeña burguesía de la franja, vinculada a Hamás. Pese a que la propaganda israelí habla constantemente de tráfico de armas, con el bloqueo, la función de los túneles es económica y está ligada a las necesidades más básicas de la población. Quienes trabajan en los túneles reciben un buen sueldo para la economía local, al precio de poner en peligro sus vidas; pues además de los constantes ataques de Israel, a menudo se producen derrumbamientos.

Fabricado con un acero a prueba de bombas diseñado en EE. UU., el muro está dotado de sensores que pueden detectar movimientos de tierras, armas y explosivos. Además, tiene un sistema de tubos interconectados a 30 metros de profundidad que bombeará agua de mar para inundar cualquier túnel que sea excavado por debajo de las planchas de acero.

La embajada norteamericana en Egipto ha reconocido el apoyo económico y tecnológico de EE.UU. en la construcción del muro subterráneo. No tenemos que olvidar que Egipto es el segundo receptor mundial de ayuda exterior norteamericana después de Israel, sin contar los gobiernos títeres de Irak y Afganistán

Egipto bloquea la Marcha Internacional

Casi 1.400 activistas de más de 50 países se reunieron a finales de diciembre en Egipto en la Marcha Internacional por la Libertad de Gaza, para denunciar el bloqueo y participar en una manifestación de las org a n i z a c i o n e s palestinas de la franja que había que celebrar el 31 de diciembre en el paso de Eretz, en la frontera con Israel. Egipto ordenó el cierre del paso de Rafah y sólo autorizó la entrada de un centenar de activistas. La aceptación de esta oferta por parte de los organizadores, y particularmente de entidades norteamericanas, partió el movimiento y las organizaciones palestinas que apoyaban la movilización se opusieron a esta maniobra. Las delegaciones que quedaron en Egipto organizaron protestas dispersas y sin coordinación ni soporte local, que fueron duramene reprimidas por la policía egipcia.

Destaca la propuesta de la delegación sudafricana, impulsada por el Congreso Sudafricano de Sindicatos, de impulsar una campaña internacional de boicot a Israel.

Coincidiendo con el primer aniversario también se dirigió a Gaza el convoy británico «Arterias de la vida», dirigido por un diputado laborista, que consiguió acceder después de fuertes enfrentamientos con la policía egipcia.



Este artículo e un poco atrasado, poero el muro se sigue construyendo y se sigue perpetrando el genocidio de la población sin que al mundo civilizado se le pase siquiera por la cabeza aplicar el derecho internacional y hacer cumplir sus disposiciones, lo que quiere decir que no es tal mundo civilizado sino, completamente slavaje, déspota y sin moralidad ninguna.

Salaam

maim
21/03/2010, 20:13
Este artículo e un poco atrasado, poero el muro se sigue construyendo y se sigue perpetrando el genocidio de la población sin que al mundo civilizado se le pase siquiera por la cabeza aplicar el derecho internacional y hacer cumplir sus disposiciones, lo que quiere decir que no es tal mundo civilizado sino, completamente slavaje, déspota y sin moralidad ninguna.

Así es... incivilizado, déspota e inmoral. Es el mundo al revés de lo que debiera ser. Eso es lo que se está construyendo.

A la vez que ese muro de hormigón se está construyendo un muro invisible que no nos deja actuar, que nos deja perdidos.

Deberíamos construir un muro humano, marcharnos todos a Palestina y ser nosotros el muro. Como es el mundo al revés, quizás funcionase si hiciéramos al revés. En lugar de destruir su muro, construir nosotros uno de personas. En lugar de liberar Palestina, invadir Palestina, llenarla de gente de todas partes. Ya sabemos que a los sionistas les da igual bombardear a insignificantes palestinos, y a cualquier otro insignificante que les apoye, pero no moverían un dedo tampoco si fueran muchos? todo lleno de microembajaditas piratas de países europeos, americanos, chinos?
Así quizás en lugar de salvar a los Palestinos los demás, fueran los Palestinos los que nos salvasen a los demás de estar tras ese muro peor, que nos contiene de revelarnos contra esto.


Salam

cynara
21/03/2010, 20:51
Excelente reflexió, me encantó.

Salams

ya-sin
21/03/2010, 22:52
Deberíamos construir un muro humano, marcharnos todos a Palestina y ser nosotros el muro.

Salam.
Esto seria casi imposible porque-en camino- hay muros aun mas fuertes y con mayor verguenza, los muros de la alianza arabo-israeli.

Los unicos que pueden estar ahi son los de gaza y los heroicos maqdisi (musulmanes de jerusalem), porque estan mas alla de las fronteras de la Autoridad de Ramalah, y no se rigen por ningun regimen arabe. Los que estan luchando contra el enemigo directamente, no a traves de sus representantes arabes ni de su liga en el cairo.

Badr
22/03/2010, 00:49
Salam.
Esto seria casi imposible porque-en camino- hay muros aun mas fuertes y con mayor verguenza, los muros de la alianza arabo-israeli.

Los unicos que pueden estar ahi son los de gaza y los heroicos maqdisi (musulmanes de jerusalem), porque estan mas alla de las fronteras de la Autoridad de Ramalah, y no se rigen por ningun regimen arabe. Los que estan luchando contra el enemigo directamente, no a traves de sus representantes arabes ni de su liga en el cairo.

Ya lo han hecho últimamente los que han podido con la acción para romper el cloqueo. No dejarían que llegara hasta allí mucha gente. Aunque habría que intentarlos tantas veces como hiciera falta.


Salaam