PDA

Ver la Versión Completa : Bolivia les pica... cómo les pica!!!



Jorge Aldao
07/12/2009, 20:38
Publicado en ABC .es (http://participacion.abc.es/eltalondeamerica/post/2009/12/06/los-dos-tercios-evo-morales )

Los dos tercios de Evo Morales


El problema de las elecciones no es la reelección de Evo Morales, el problema es que su partido, el Mas (Movimiento Al Socialismo), logre los dos tercios del viejo Congreso que ha rebautizado como “Asamblea Plurinacional”.

En este caso, el presidente de Bolivia tendrá las manos más sueltas que nunca para hacer y deshacer a su antojo. Es decir, para imponer la revancha indígena que desde hace tiempo lleva mascando y de la que ya ha dado buenas pruebas de que no está dicha la última palabra.

El respetado y agudo constitucionalista, Jorge Lazarte, observa: Estas elecciones son inéditas porque no sólo se va a elegir un Gobierno sino que también se va a definir la arquitectura del país para la próxima generación.

Dicho esto, conviene reproducir un párrafo del memorioso Cayetano Llobet que publica hoy en La Nación de Buenos Aires, “El Gobierno de Evo Morales ha logrado, en los últimos años, culminar un proceso de desmantelamiento institucional que, en cualquier democracia moderna pondría en duda las bases misma del Estado de Derecho: Liquidación absoluta del Tribunal Constitucional, aniquilación del Consejo de la Judicatura, desmantelamiento de la Corte Suprema de Justicia, eliminación de la independencia del Banco Central y de la Contraloría General, control del Ministerio Público y cómoda mayoría en las decisiones legislativas”.

En este contexto me temo lo dicho, que el problema no es la reelección de Evo Morales, el problema son esos dos tercios que ahora están en el aire del escrutinio.
(:D:D:D "estában en el aire del escrutinio"... hoy ya están en las manos del Mas)

A la prensa española que, en general, sigue teniendo la misma mentalidad imperialista o colonialista de siempre, le molesta mucho que Evo Morales haya logrado los dos tercios en el Parlamento Boliviano con los que ahora podrá avanzar en sus programas de reformas políticas, económicas y sociales (si la CIA, el PP y el monarca del “por qué no te callas” no se entrometen).

Esa prensa, cuando Evo Morales logró la reforma constitucional se despachó abundantemente contra el presidente de Bolivia acusándolo de dividir el país y de indigenizarlo.

En ese momento ABC editorializaba: “ es más probable que las divisiones que han quebrado la cohesión de la sociedad boliviana se vean agravadas cuando Evo Morales intente aplicar un marco legal que rechaza una parte importante de la sociedad, mayoritariamente en las ciudades y en las regiones más industriales.” y pontificaba sobre un “régimen político basado en criterios socialistas, en lo económico, y racistas, en lo social.”.

Pero en su soberbia congénita el editorial hoy comete el error de señalar “… para imponer la revancha indígena que desde hace tiempo lleva mascando”, sin comprender que, al escribirlo con estas palabras, se le ha escapado el reconocimiento implícito de que esta revancha es realmente una revancha contra los siglos de injusticia y verdadero racismo que sufrió el pueblo boliviano a manos del Imperio Español y de sus sucesores.
Si la Civilización Occidental no hubiera sido tan predadora en América Latina muy probablemente no se estarían produciendo estas revanchas.

Vicenc Navarro, en una interesante titulada El sesgo conservador de la prensa española ( URL http://www.vnavarro.org/?p=3658 ) analizaba la parcialidad de la prensa de España y finalizaba con estos dos párrafos:

Otra noticia, publicada en la prensa extranjera pero ignorada en los mayores medios de información españoles es el discurso reciente del presidente Lula da Silva, de Brasil, en el que criticó duramente al presidente Obama por haber instalado las bases militares en Colombia, criticando también su política en Medio Oriente y en Irán. En este discurso celebró su amistad con el Presidente Chávez, denunciando la demonización de su figura por parte de los medios de información internacionales de sensibilidad conservadora y liberal, aplaudiendo y apoyando el establecimiento del Banco del Sur (promovido inicialmente por el gobierno venezolano), refiriéndose a tal Banco como la alternativa al Banco Mundial, de cuyas políticas fue muy crítico (Merco Press, 09.11.09).
Ninguna de estas noticias ha aparecido en nuestros medios, los cuales, con la excepción de Público están ocultando una realidad de enorme importancia para España. El surgimiento de las izquierdas en Latinoamérica está convirtiendo aquel continente (cercano a nuestro país por razones económicas, culturales y emotivas) en una de las áreas del mundo con mayor interés y vitalidad. Este hecho es consecuencia del enorme daño y descrédito de las políticas liberales (promovidas por la mayoría de los medios de información españoles) aplicadas en aquel continente durante los últimos treinta años. La ocultación de este resurgimiento está dañando a España, pues dificulta la comprensión por parte de la ciudadanía de lo que ocurre en aquella realidad.


El empresariado español, cuando las vacas venían gordas, se llenó de dinero a costa de la ingenuidad de los españoles y ahora, que vienen flacas, despide al personal y deslocaliza su capital llevándolo afuera de España donde poder seguir ganando plata fácil (Marruecos es un perfecto ejemplo de ello).

Por ello les pica tanto que Bolivia esté buscando sacudirse todo lo que queda del colonialismo de España, hoy devenido neoliberalismo.
Les será cada vez mucho más difícil “levantar el dinero con pala” como vinieron haciendo en Bolivia.

Un saludo

Jorge Aldao

Jorge Aldao
08/12/2009, 18:59
Los énfasis son míos
Un saludo
Jorge Aldao

¿Por qué ganó Evo?

AUTOR: Atilio BORÓN

Una semana atrás celebrábamos el triunfo de Pepe Mujica en Uruguay. Hoy tenemos renovadas -y también más profundas razones- para festejar la extraordinaria victoria de Evo Morales. Tal como lo señalara hace ya un tiempo el analista político boliviano Hugo Moldiz Mercado, el rotundo veredicto de las urnas marca al menos tres hitos importantísimos en la historia de Bolivia: (a) es el primer presidente democráticamente reelecto en dos términos sucesivos; (b) es el primero, además, en mejorar el porcentaje de votos con que fue electo la primera vez: 53.7 % contra el actual 63.3 %; y, (c) es el primero en obtener una abrumadora representación en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Además, pese a que aún no se dispone de los escrutinios definitivos es casi seguro que Evo obtendrá los dos tercios en el Senado y en la Cámara de Diputados, lo que le permitiría nombrar autoridades judiciales y aplicar la nueva Constitución sin oposición. Todo esto lo convierte, desde el punto de vista institucional, en el presidente más poderoso en la convulsionada historia de Bolivia. Y un presidente comprometido en la construcción de un futuro socialista para su país.

Obviamente, estos logros no le impedirán Washington reiterar sus conocidas críticas acerca de la “defectuosa calidad institucional” de la democracia boliviana, el “populismo” de Evo y la necesidad de mejorar el funcionamiento político del país para garantizar la voluntad popular, como por ejemplo se hace en Colombia. En este país, sin ir más lejos, unos 70 parlamentarios del uribismo han sido investigados por la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía por sus supuestos vínculos con los paramilitares, y 30 de ellos enviados a la cárcel con sentencia firme por ese motivo. Cuatro millones de desplazados por el conflicto armado, auge del narcotráfico y el paramilitarismo bajo amparo oficial y la aquiescencia de Washington, violación sistemática de los derechos humanos, entrega de la soberanía nacional a Estados Unidos mediante un tratado negociado en secreto y que concedió la instalación de siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano y la fraudulenta manipulación procesal para lograr la re-reelección del presidente Álvaro Uribe son todos rasgos que caracterizan una democracia de alta “calidad institucional” que no motiva la menor preocupación de los sedicentes custodios de la democracia en Estados Unidos.


El desempeño electoral del líder boliviano es impresionante: obtuvo un triunfo arrollador en la convocatoria de la Asamblea Constituyente, Julio del 2006, que sentaría las bases institucionales del futuro Estado Plurinacional; otra aplastante victoria en Agosto del 2008 (67 %) en el Referendo Revocatorio forzado por el Senado, controlado por la oposición, con el abierto propósito de derrocarlo; en Enero de 2009 el 62 % de los votantes aprobó la nueva Constitución Política del Estado y apenas unas pocas horas atrás, otra plebiscitaria ratificación de casi los dos tercios del electorado. ¿Qué hay detrás de esta impresionante máquina de ganar elecciones, indestructible pese al desgaste de cuatro años de gestión, los obstáculos interpuestos por la Corte Nacional Electoral, la hostilidad de Estados Unidos, numerosas campañas de desabastecimiento, intentonas de golpes de estado, amenazas separatistas y planes de magnicidio?

Lo que hay es un gobierno que cumplió con sus promesas electorales y que, por eso mismo, desarrolló una activa política social que le ganó la indeleble gratitud de su pueblo: Bono Juancito Pinto, que llega a más de un millón de niños, Renta Dignidad, un programa universal para todos los bolivianos mayores de 60 años que carezcan de otra fuente de ingresos; Bono Juana Azurduy para las mujeres embarazadas. Un gobierno que erradicó el analfabetismo aplicando la metodología cubana del programa “Yo Sí Puedo”, lo que permitió alfabetizar a más de un millón y medio de personas en unos dos años, razón por la cual el 20 de diciembre de 2008 la UNESCO (no los partidarios de Evo) declaró a Bolivia territorio libre de analfabetismo. Se trata de un logro extraordinario para un país que padeció una secular historia de opresión y explotación, sumido en una desgarradora pobreza por sus clases dominantes y sus amos imperiales pese a la enorme riqueza que guarda en sus entrañas y que recién ahora, con el gobierno de Evo, es recuperada y puesta al servicio del pueblo. Por otra parte, el solidario internacionalismo de Cuba y Venezuela también permitió la construcción de numerosos hospitales y centros médicos, a la vez que miles de personas recuperaron la vista gracias a la Operación Milagro. Importantes avances se registraron también en materia de reforma agraria: cerca de medio millón de hectáreas fueron transferidas a manos de los campesinos y en la anunciada recuperación de las riquezas básicas (petróleo y gas), lo que en su momento provocó el nerviosismo de sus vecinos, especialmente Brasil, más preocupado por garantizar la rentabilidad de Petrobrás que por cooperar con el proyecto político de Evo. Por último, el cuidadoso manejo de la macroeconomía le ha permitido a Bolivia, por primera vez en su historia, contar con importantes reservas estimadas en 10.000 millones de dólares y una situación de bonanza fiscal que, unida a la colaboración de Venezuela en el marco del ALBA, le permitió a Morales realizar numerosas obras de infraestructura en los municipios y financiar su ambiciosa agenda social.


Por supuesto, quedan muchas asignaturas pendientes y no todo lo hecho está más allá de la crítica. En una nota reciente Pablo Stefanoni, editor de Le Monde Diplomatique en Bolivia, advertía acerca de la inestable convivencia entre “un discurso eco-comunitarista en los foros internacionales y una prédica desarrollista sin muchos matices en el ámbito interno.” Si bien la tensión existe, es preciso reconocer que la vocación eco-comunitarista de Evo trasciende con creces el plano de sus alegatos en los foros internacionales: su compromiso con la Madre Tierra, la Pachamama, y los pueblos originarios es sincero y efectivo y ha marcado un hito en la historia de Nuestra América. Por supuesto, el extractivismo de su patrón de desarrollo es innegable, pero a la vez inevitable dadas las características brutalmente predatorias que la acumulación capitalista asumió en Bolivia. Pensar que de la noche a la mañana el gobierno popular podría sustentar un modelo de desarrollo alternativo dejando de lado la explotación de las inmensas riquezas mineras y energéticas de ese país es completamente irreal. Bolivia no tiene a su alcance, al menos por ahora, una opción como la que en su momento tuvieron Irlanda o Finlandia. Pero sería injusto desconocer que la orientación de su modelo económico y su fuerte contenido distribucionista lo separan claramente de otras experiencias en marcha en el Cono Sur. Para ni hablar de la declarada intención de Evo de avanzar en la escabrosa -y, por eso mismo, lenta y erizada de acechanzas- construcción de un renovado socialismo, algo que nada tiene que ver con el nebuloso “capitalismo andino-amazónico” que algunos persisten en presentar como una tan inexorable como inverosímil antesala del socialismo.

Todos estos logros, sumados a su absoluta integridad personal y a una espartana cotidianeidad (que contrasta muy favorablemente con las abultadas fortunas o los elevados patrones de consumo que exhiben otros líderes y políticos “progresistas” de la región) han hecho de Evo un líder dotado de un formidable carisma personal que le permite vapulear a cualquier rival que se atreva a desafiarlo en la arena electoral. Pero además, su permanente preocupación por concientizar, movilizar, organizar a su base social -haciendo a un lado los desprestigiados aparatos burocráticos que, al igual que en la Argentina, Brasil y Chile no movilizan ni concientizan a nadie- no sólo satisface la impostergable necesidad de construir una subjetividad apropiada para las luchas por el socialismo sino que, al mismo tiempo, se constituye en una carta decisiva a la hora de prevalecer en la arena electoral. Las fuerzas de la atribulada “centroizquierda” del Cono Sur, que avizoran un futuro político poco promisorio habida cuenta del crecimiento de la derecha alimentado por su resignado posibilismo, harían bien en tomar nota de la luminosa lección que ofrece el triunfo de Evo en las elecciones del domingo pasado. Una lección que demuestra que ante el peligro de la restauración del dominio de la derecha la única alternativa posible es la radicalización de los procesos de transformación en curso. Derrotada en el terreno electoral la derecha redoblará su ofensiva en los múltiples escenarios de la lucha de clases. Sería suicida suponer que se inclinará sin dar batalla ante un revés electoral. Ojalá se aprenda también esta lección.

* una versión reducida de este artículo fue publicada en Página/12 el 7 de Diciembre de 2009

www.atilioboron.com

Fuente: el autor

Artículo original publicado el 8 de diciembre de 2009

Sobre el autor

Atilio Boron es autor asociado a Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística. Este artículo se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor y la fuente.

URL de este artículo en Tlaxcala: http://www.tlaxcala.es/pp.asp?reference=9455&lg=es

Hawah Hussain
08/12/2009, 19:16
Por quieren ser como los argentinos 4 muy ricos y todos muy pobres jejejejejejeje preocupacion ninguna aqui el que padece a Evito son los pobre bolivianitos no nosotros y el mundo es muy grande y tiene muchos recursos.......................................... .


Saludos,

maria
09/12/2009, 13:20
La verdad es que muchas veces he sentido verguenza ajena al comprobar como los medios "informan" de las noticias referentes a américa latina. Esto alcanza proporciones escandalosas en el caso de Bolivia y su presidente: el menosprecio, la arrogancia y el racismo es la norma.

Autor: Vicenç Navarro - Fuente: Rebelión

Los lectores de los mayores rotativos de España que estén interesados en la situación en América Latina, no encontrarán en ellos una descripción equilibrada de las realidades de aquel continente. Todo lo contrario, hay un sesgo conservador que aparece sin ninguna sutileza en aquellos medios. En realidad sorprende el carácter propagandista de las noticias, tomando posturas muy favorables hacia gobiernos conservadores y extremadamente hostiles, casi histriónicas, hacia gobiernos de izquierda, como el presidido por Hugo Chávez en Venezuela o Evo Morales en Bolivia. Es imposible leer un artículo en esos medios que sea favorable o meramente equilibrado sobre dichos gobiernos. Ese comportamiento se hace bajo el pretexto de que tales medios están defendiendo la democracia, supuestamente amenazada por aquellos gobiernos. Tal argumento, sin embargo, pierde credibilidad, cuando se compara su cobertura de los gobiernos venezolano y boliviano con la de gobiernos conservadores en Latinoamérica de muy dudosas credenciales democráticas, como el gobierno Uribe de Colombia. Sus reportajes sobre ese gobierno son un ejemplo de la escasa credibilidad de su supuesta defensa de la democracia. En sus reportajes sobre el gobierno colombiano no han informado de que:

1. Según la agencia de los derechos humanos Human Rights Watch, Colombia es uno de los países de América Latina donde se violan más los derechos humanos de sus ciudadanos. Según las denuncias presentadas a los tribunales colombianos, han desaparecido 17.000 personas en los últimos 16 meses.

2. Según la Federación Internacional de Sindicatos, Colombia es el país del mundo donde se han asesinado más sindicalistas, (2.732). Menos de un 5% de esos asesinatos ha terminado en los Tribunales de Justicia. En el último Congreso de la Federación Sindical de EEUU (AFL-CIO), la sindicalista colombiana Jessica Hoyos denunció la relación existente entre las fuerzas paramilitares y otros grupos violentos, que han asesinado a sindicalistas, con el mundo empresarial y con el gobierno Uribe, y muy en especial con la oficina del Vicepresidente Francisco Santos. Mostró evidencia de cómo aquellos grupos que asesinan a los sindicalistas están financiados por las compañías estadounidenses Drummond Coal y Chiquita Brand (que se llamaba antes United Foods). 3.000 fusiles automáticos y 2,5 millones de municiones se enviaron a Colombia en aviones de Chiquita y fueron recogidos por el conocido grupo paramilitar AUC (responsable del asesinato de más de 24.000 personas), que está relacionado con los cuerpos de seguridad del estado.

3. Según el Center for Economic and Policy Research de Washington, Colombia es el país de América Latina, después de México, donde se han asesinado más periodistas, y existe un miedo generalizado entre los profesionales de los medios. La mayoría de los medios de información ha seguido la línea oficial del gobierno en temas como la apertura de bases militares de EEUU en Colombia.

Ninguno de los rotativos de mayor distribución en España ha informado de estos hechos. En realidad, El País entrevistó al Presidente Uribe (17.05.09) y El Periódico al Vicepresidente Francisco Santos (11.10.09), sin preguntarles específicamente sobre ninguno de los hechos citados anteriormente. Y cuando El País publicó un artículo escrito por Miguel Angel Bastenier (12.10.09) en el que se criticaba al Presidente Uribe por su proyecto de cambiar la Constitución para perpetuarse en el poder, inmediatamente El País publicó un artículo del Embajador de Colombia, Carlos Rodado Noriega (15.10.09) defendiendo al Presidente Uribe. El País nunca ha permitido tal privilegio al Embajador de Venezuela, a pesar de que se escriben casi a diario artículos estridentes sobre Chávez en ese rotativo.

Es cierto que, como consecuencia de las quejas de los lectores, la línea "Vargas-Llosista" de El País se ha modificado algo, permitiendo, muy de vez en cuando, artículos menos halagadores para Uribe, como “La tentación de Álvaro Uribe”, de Tomás Eloy Martínez (22.10.09), o “Bases Militares estadounidenses en Colombia”, de Ernesto Samper Pizarro (12.11.09). Pero, El País dista mucho de ofrecer un análisis equilibrado de aquella realidad. Lo mismo ocurre con otros rotativos. Así, la entrevista de El Periódico al Vicepresidente Francisco Santos por la periodista Eva Peruga (11.10.09), llegaba incluso a excusar la represión, presentándola, como hace el gobierno colombiano, como una lucha contra el narcotráfico, convirtiendo a tal periodista (seguramente resultado de su ignorancia sobre el tema) en cómplice de aquella represión. El Periódico ha dado el Premio Antonio Asenso a la Sociedad Interamericana de Prensa, una asociación de profesionales de los mayores grupos mediáticos que presentan un sesgo en su denuncia de los abusos de los gobiernos hacia los medios, destacando que los más contrarios a la libertad de prensa son, como era predecible, Venezuela, Bolivia y Ecuador (todos ellos gobernados por las izquierdas) sin poner en esta categoría a Colombia, y ello a pesar de que hay más diversidad ideológica en los medios escritos, orales y televisivos en Venezuela que en Colombia, hecho fácil de verificar contando el número de diarios y cadenas de televisión contrarias a los gobiernos de ambos países. Hay más, muchos más, en Venezuela que en Colombia.

Ni que decir tiene, que cualquier persona con sensibilidad democrática debe denunciar cualquier restricción de la libertad de expresión en los medios, pero la selectividad en tal denuncia hace perder credibilidad en su supuesta defensa de la libertad, mostrando un cariz ideológico que debe, a su vez, denunciarse. En realidad hoy es más fácil encontrar un artículo crítico de Chávez en Venezuela que uno favorable a aquel gobierno en España. En nuestro país, sólo Público publica artículos y reportajes que permiten una visión más equilibrada de aquellas realidades.

Otras noticias ignoradas en los medios de información españoles

Tal sesgo conservador en la mayoría de los medios explica que la población española desconozca noticias que son de un indudable interés político y económico. Dos hechos recientes han sido ignorados por tales medios. Uno es que, según Mark Weisbrot, experto en temas sobre Latinoamérica del prestigioso Center for Economic and Policy Research de Washington, Bolivia tendrá este año el crecimiento económico más elevado de América Latina. Bolivia, hasta hace poco, tenía el desagradable privilegio de ser considerado el país más pobre de Sudamérica, bajo el tutelaje del Fondo Monetario Internacional (F.M.I.) durante los veinte años que precedieron a la victoria de Evo Morales (el primer presidente indígena del país) en las elecciones de 2005, pasando a gobernar en enero del año siguiente, 2006. Durante aquellos veinte años de tutelaje del país por parte del FMI, se siguieron las políticas liberales que el Fondo propuso en toda América Latina. Como consecuencia, en el año 2005, el PIB per cápita era menor que veinte años antes. El PIB de aquel país es sólo de 16.000 millones de dólares (con una población de sólo 11 millones, en una superficie que es la que ocupan España y Francia juntas).

No es de extrañar que el Presidente Evo Morales despidiera al FMI instándole a dejar el país, cambiando 180 grados las políticas estatales. Una de las primeras intervenciones fue la nacionalización de los hidrocarburos, y muy en especial del gas natural, intervención que, como era de esperar, cayó muy mal en los centros de la ortodoxia liberal. Otra intervención que también cayó muy mal en estos centros fue la decisión del nuevo gobierno boliviano de romper su relación con el Banco Mundial, cuyo centro de arbitraje tiende a favorecer sistemáticamente los intereses de las empresas a costa del sector público.

Estas políticas fueron muy eficaces, pues los ingresos de la industria de los hidrocarburos nacionalizada, permitió un aumento considerable de las inversiones públicas (pasando de un 6,3% del PIB a un 10,5% en 2009). Este crecimiento es incluso más meritorio, pues ha tenido lugar en un periodo que, como resultado de la crisis mundial, el precio de los hidrocarburos ha descendido Y la hostilidad internacional, incluyendo la mediática, ha crecido enormemente. El Presidente Bush incluso promovió grupos violentos en contra del gobierno, causa de que el Embajador fuera expulsado del país. El hecho de que el Presidente Morales haya intentado diversificar los medios de información, hasta ahora monopolizados por un grupo muy reducido de empresas informativas, ha sido una de las mayores causas de hostilidad mediática hacia su gobierno, como ha ocurrido también en Venezuela.

maria
09/12/2009, 13:20
Otra noticia, publicada en la prensa extranjera pero ignorada en los mayores medios de información españoles es el discurso reciente del presidente Lula da Silva, de Brasil, en el que criticó duramente al presidente Obama por haber instalado las bases militares en Colombia, criticando también su política en Medio Oriente y en Irán. En este discurso celebró su amistad con el Presidente Chávez, denunciando la demonización de su figura por parte de los medios de información internacionales de sensibilidad conservadora y liberal, aplaudiendo y apoyando el establecimiento del Banco del Sur (promovido inicialmente por el gobierno venezolano), y refiriéndose a dicho Banco como la alternativa al Banco Mundial, de cuyas políticas fue muy crítico (Merco Press, 09.11.09).

Ninguna de estas noticias ha aparecido en nuestros medios, los cuales, con la excepción de Público están ocultando una realidad de enorme importancia para España. El surgimiento de las izquierdas en Latinoamérica está convirtiendo aquel continente (cercano a nuestro país por razones económicas, culturales y emotivas) en una de las áreas del mundo con mayor interés y vitalidad. Este hecho es consecuencia del enorme daño y descrédito de las políticas liberales (promovidas por la mayoría de los medios de información españoles) aplicadas en aquel continente durante los últimos treinta años. La ocultación de este resurgimiento está dañando a España, pues dificulta la comprensión por parte de la ciudadanía de lo que ocurre en aquella realidad.

Hawah Hussain
09/12/2009, 15:10
No me gusta la noticia esta manipulada, es falsa y no me lo creo. Seguro que hay algun interes en ese periodico para manipular informacion.

La vitalidad es por la declaracion de guerra de Chaves contra el que le moleste??? porque yo no veo que la gente viva mejor que antes los veo igual o incluso peor, o por el existo de la cumbre esa rollo que celebran todos los años con España y Portugal.

Hay datos de mayores tasas de educacion, igualdad, sanidad y mayor crecimiento economico para los ciudadanos o los ricos son mas ricos y los pobre son mas pobres ?????

Los datos de Venezuela no son nada alagueños a no ser que sean falsos y todos los habitantes de Venezuela sean ricos de asco cosa que no creo.

España la daña el paro y el asco de politicos que tenemos no que gobierne Evo Morales en Bolivia, por cierto que bien se vive y trabaja en las minas de Bolivia estoy deseando ir alli de minera, o a recoger basuras de las escombreras sera este resurgimiento el de los desechos y ya ha acabado Lula con las favelas de Brasil y el reparto de tierras ya tiene toda la poblacion su pedazo de tierra o siguen dando platicas y arengas vacias, me gustan mas los hechos que las palabras y de hechos no hemos visto nada de nada.

Lo dicho manipulado y sin datos para ellos ese resurgimiento yo no lo quiero, todo aquello queda muy lejos, creo que los españoles estan mas ocupados en sus problemas del paro y de mas que de las peroratas de Chaves, o las chompas de Evo, la vida sigue igual el rico es rico y el pobre es pobre con Evo, con Chaves y con Lula todo es lo mismo.

Saludos,

Hawah Hussain
09/12/2009, 15:14
Pero que no se preocupen los de alli nosotros tambien estamos resurgiendo, el paro satura las oficinas del Inem y los desempleados acuden a las 5 de la mañana a coger número.

Y cuando se te acaba el paro resurges con 400 euros al mes y algunos se les esta quedando un tipazo que no veas, y resurges sobre todo cuando mantienes a tu familia en Madrid con 400 euros al mes, la mitad se te va en el metro que vuela.

Pero siempre nos pueden enseñar desde alla como rebuscar en la basura y no morir en el intento,nosotros tambien estamos resurgiendo como ellos entre porqueria claro y por supuesto los pobres por que aqui a los de izquierdas les pirra el capitalismo sobre todo el de su cartera y por alla lo mismo no ???


Saludos,