PDA

Ver la Versión Completa : Corán, hadiz y mujeres



maribel
31/10/2008, 18:50
Autor: Asghar Ali Engineer
Traducido por Shaie Brisam
Fuente: http://www.webislam.com/?idt=10462

¿Cuál es la posición de las mujeres en el Corán y los hadices? Resulta muy interesante comparar lo que está establecido en el Corán sobre las mujeres y qué encontramos al respecto en los libros de hadices. Y no me refiero a hadices que provengan de ninguna otra fuente sino de lo que es conocido como Sihah Sitta ( e. las seis fuentes del hadiz más auténticas). Es mi deseo que nuestros ulema (sabios) reflexionen acerca del contraste entre cómo son tratadas las mujeres en el Corán y cómo son tratadas en los hadices. Muchos de los males de las musulmanas acabarían si siguieramos el Corán antes que esos hadices.

La mujeres pierden con el hadiz lo que habían ganado a traves del Corán. Hoy día, si el mundo piensa que el islam trata a las mujeres de manera muy injusta, es porque, en lo concerniente a las mujeres, seguimos el hadiz por encima de el Corán. En el período preislámico las mujeres tenían la posición social más baja y el Corán las elevó; nuestros sabios nunca se cansan de repetirlo. Pero, pocas décadas depués de la revelación del Corán, las mujeres volvieron a la situación preislámica en una sociedad fieramente dominada por los varones. Esto se llevó a cabo utilizando el hadiz como factor legitimador.

Aquellos que narraron estos hadices no pensaron, ni por un momento, cómo estos contradecían el Corán tanto como servían, muy bien, para el propósito social. El Corán proveía de ideales y valores pero la sociedad no pudo elevarse a ese nivel y , en lugar de hacerlo, arrastraron el Islam a su nivel. Para lograrlo, se sirvieron del hadiz.

Cuando el Islam estuvo confinado en la península arábiga fue diferente de cuando se expandió por lugares lejanos: partes del imperio romano, imperio sasánida (Irán), Asia Central, etc. Estas regiones eran muy diferentes en su cultura, valores religiosos y ética social. Así, fue bastante natural para el Islam adaptarse a lo que esas sociedades necesitaban. Incluida la Sharia, en la que todos los juristas (fuqaha) acordaron incorporar mucho del Arab ádati (leyes tradicionales).

No fue fácil evitar esos valores culturales y prácticas tradicionales, encontradas en las sociedades no árabes, cuando gentes de esas regiones abrazaban el Islam. La posición de las mujeres en esas regiones no era diferente a como había sido en la Arabia preislámica y, cuando uno abraza una religión que es originaria de fuera de su región, el/ella no se desprende automáticamente de sus propios valores y ética social.

Así mismo, es bien conocido el hecho de que el Islam se expandió por todas partes mucho antes de que las leyes de la sharia fueran compiladas en diferentes escuelas. De hecho, varias ecuelas de jurisprudencia (madahibi), aparecen en diferentes regiones donde el Islam se había expandido. Incluso antes de que los árabes pudieran alcanzar el pleno significado del Islam y ajustar sus vidas a los nuevos valores e ideales, éste se había extendido hacia varias partes del mundo, hasta China. De hecho, el islam se expandió a esas regiones a la velocidad de la luz.

Resulta también interesante advertir que varios compañeros del Profeta (la paz y las bendiciones sobre él) también se habían desplegado hacía esas partes del mundo. En muchos casos, se habian casado con mujeres locales y adoptado los valores cultrurales de la región y, siendo compañeros del Profeta, eran también fuente de conocimiento islámico por lo que los nuevos conversos se congregaban en torno a ellos para obtener guía. Por eso, numerosos hadices fueron narrados por esos compañeros fiandose de su memoria y entendimiento. Esto hace que, a la vez que la autenticidad del hadiz, la sociología del hadiz sea igual de importante.

El Corán fue recopilado en vida del Profeta (PBSE) y cuando algunas desviaciones de la recitación estándar (por causa de diferentes dialectos tribales), fueron advertidas, Hazrat Uthman tuvo la sabiduría de compilar una copia modelo y destruir todas las otras. Gracias a esto, el Corán se salvó de diferencias en el texto. Todas las demás copias del Corán fueron tomadas a partir de ésta.

Por otra parte, los hadizes, fueron compliados dos o tres siglos depués de la muerte del Santo Profeta y sufrieron muchos cambios con el paso del tiempo. A traves de la cadena de narradores y a pesar de su honestidad e integridad, con cada diferente narrador, había posibilidad de cambios en el texto, a partir de sus diferencias en el entendimiento y su bagaje cultural. Desafortunadamente para la valided del hadiz; la honestidad e integridad de sus narradores es el único criterio en lugar de la conformidad con la propuesta coránica, sus valores e ideales.

También hubo quien no dudó en producir hadices para legitimizar acciones o requerimientos de alguien poderoso e influyente. Por eso, mientras nunca se han producido contoversias en el texto coránico, ha habido todo tipo de confrontaciones sobre la autenticidad o malinterpretación de los hadices. De hecho, muchos problemas podrían haberse evitado si tal abundancia de hadices y en diferentes compilaciones no hubieran sido aceptados. Por esas muchas razones el Profeta estaba en desacuerdo con la compilación de hadices. Pero el hadiz se convirtió en una necesidad sociocultural y socioreligosa en numerosas y diferentes circunstancias.

Esa necesidad fue desarrollándose como una doctrina hasta el punto de que, si el hadiz entra en contradicción con el Corán, el hadiz prevalecerá. Muchos mandatos de la sharia fueron desarrollados sobre esa base. Entonces, variadas cuestiones aparecen sobre si el hadiz es da´if (débil); relatado por uno o muchos narradores o hay diferentes variaciones o sus relatores fueron da´if (débiles) y así sucesivamente. Toda la literatura del hadiz está llena de estas controversias. Así mismo, diferentes sectas se basaron en diferentes hadices para legitimizar sus posiciones. Para abreviar, son muchas las controversias originadas a causa de una excesiva relevancia del hadiz.

Muchos de estos hadices fueron usados para rebajar la posición de las mujeres ya que, los ideales y valores coránicos de respeto hacia las mujeres, no podían ser aceptados por sociedades que trataban a las mujeres como subordinadas de los hombres. Los hombres, a toda costa, querían retener su superioridad. Pensaban que gobernaban sobre las mujeres y muchos versos coránicos fueron explicados bajo la ética de la superioridad masculina. La mayoría de las aleyas relativas a las mujeres no son explicadas en base a otras aleyas (la única metodología fiable para entender la intención real del Corán) sino en base hadices que degradan a las mujeres.

Me gustaría, en este articulo, comparar los hadices relativos a las mujeres con versos coránicos y mostrar cuanta contradicción hay entre ellos. El Corán habla de igual dignidad para hombres y mujeres y la historia de la creación es narrada de manera que no culpa a Eva por comer la fruta del árbol al que Adan tenía prohibido acercarse. El Corán habla de la creación de hombres y mujeres a partir de una sola alma y el hadiz dice que Eva fue creada a partir de una costilla de Adan. El Corán dice que fue Adan el que desobedeció a su señor y actúo con ignoranca. Así, el Corán dice: "Adam desobedeció a su señor y cayó en el extravío". ( 20:121)

El discurso completo del Corán acerca de las mujeres es el establecimiento de derechos, pero el discurso completo de la sharia, gracias a la literatura del hadiz, es el establecimiento de deberes para las mujeres y de derechos para los hombres, lo mismo que encontramos en el período de la yahiliyah. A los hombres les resultaba muy difícil aceptar igual dignidad para hombres y mujeres, en la sociedad feudal en la que las reglas de la sharia fueron recopiladas.

Continúa...

maribel
31/10/2008, 18:52
El Corán da los mismos derechos e igual dignidad a ambos, hombres y mujeres, pero los libros de hadiz están llenos de relatos contradiciendo este mandato coránico. Por ejemplo: En Bujari encontramos un hadiz que se contradice con la aleya 33:35. El hadiz es narrado de esta manera:

“El Profeta (PBSE) instó a las mujeres a ser generosas con sus limosnas, por lo que él había entrevisto en las llamas del infierno. Se dio cuenta de que la gran mayoría de la gente que estaba siendo atormentada eran mujeres. Las mujeres se sintieron ofendidas y una de ellas se levantó inmediatamente y preguntó la causa de que estó fuera así. “Porque” replicó “vosotras refunfuñais demasiado y mostrais ingratitud hacia vuestros maridos! Incluso si los pobres tipos se pasan la vida haciendo cosas por vosotras, simplemente os sentís molestas y lo único que diríais es “ nunca he recibido nada bueno de ti”. Al oír esto las mujeres comenzaron a desprenderse de sus anillos y a tirarlos dentro del manto de Bilal” (Bujari 1.28, Abu Dawud 439)

Véase el contenido y tendencia de este hadiz. Está lleno de actitud antifemenina. Las mujeres son supuestamente, en este hadiz, ingratas con sus maridos. Tan contraria a la visión de la aleya coránica 33: 35 que dice: “en verdad para [todos] los hombres y mujeres que se han sometido a Dios, los creyentes y las creyentes, los hombres y mujeres realmente devotos, los hombres y mujeres fieles a su palabra, los hombres y mujeres pacientes en la adversidad, los hombres y mujeres humildes [ante Dios], los hombres y mujeres que dan limosna, los abstinentes y las abstinentes,los hombres y mujeres que guardan su castidad,y los hombres y mujeres que recuerdan mucho a Dios: para [todos] ellos ha preparado Dios perdón de los pecados y una magnífica recompensa.”

Véase cómo en esta aleya, el Corán trata igualmente a hombres y mujeres y habla de igual grado de perdón y de igual recompensa. Por otra parte, en el hadiz arriba mencionado, hay más mujeres que hombres condenadas a las llamas del infierno por causa de su ingratitud para con sus maridos. El Corán no requiere de las mujeres obediencia hacia sus maridos, es el marido quien es exhortado a ser amable con sus esposas (ver 2:231) : “bien las retenéis en forma honorable (bi ma'ruf) o las dejáis ir de buenas maneras (bi ihsanin).”

Hombres y mujeres son descritos como vestimenta mutua (2:187) De acuerdo al Corán, hombres y mujeres son mutuamente zawi ( miembros de la pareja) , indicando de este modo: igual dignidad, amor y repeto; no obediencia o subordinación. El Profeta nunca trató a ninguna de sus esposas como a una subordinada. No solo las trataba con dignidad, a menudo les consultaba en variados asuntos e incluso seguía sus consejos. De hecho, el consejo de Umm Salama sobre el sacrificio animal a Hudaybiya fue muy beneficioso.

Mujer, ¿medio testigo?
Vamos a examinar un hadiz más que, aparentemente, está en conformidad con la provisión coránica pero que realidad no es así. Lo encontramos en Muslim. El hadiz es narrado así:

Se ha relatado que el Profeta dijo: “No he visto a nadie carente de sentido común y fallando en la religión pero (al mismo tiempo) robando la sabiduría del sabio, más que vosotras”. Al oír esto una mujer preguntó: “ ¿Qué hay de malo en nuestro sentido común y en nuestra religión?” Él observó: “Vuestra falta de sentido común es evidente en que el testimonio de dos mujeres es igual al de un varón. Esta es la prueba de vuestra carencia de sentido común. También pasaís algunas noches (y días) en las que no rezaís y en el mes de ramadan (durante el periodo menstrual) no ayunaís; este es vuestro fallo en la religión”. (Muslim 31)

Este hadiz tiene graves defectos: El Corán, en ninguna parte, establece que la mujer es medio testigo, mucho menos por su carencia de sentido común. El mensajero de Al-lâh no diría esas cosas que degradan a la mujer, a quien él ha consultado en tiempos difíciles, como he señalado antes. El Corán simplemente dice que cuando tomes un préstamo, ponlo por escrito y toma a dos hombres como testigos y si no es posible dos hombres, entonces un hombre y dos mujeres de manera que si una olvida algo, la otra le pueda hacer recordar. (2:282)

Esta aleya no dice en ninguna parte que la mujer carezca de sentido común. Puede que tuviera falta de experiencia, dado que, en aquellos días, las mujeres no se podían permitir el lujo de tener transacciones comerciales. La falta de experiencia no puede ser equiparada con falta de sentido común. Si las mujeres no pueden rezar o ayunar durante la menstruación, ¿cómo pueden ser acusadas de fallo en la religión? Es un estado de incapacidad; no falta de fe o compromiso. Fe o compromiso tienen que ver con el corazón y el alma no con la condición física. Nuestro Profeta tenía gran respeto por las mujeres y por sus esposas. Es impensable que él dijera esas cosas degradantes sobre las mujeres. El amó mucho a Jadicha, Fátima y Aisha. Todas esas mujeres fueron muy inteligentes y grandes portadoras del islam. De hecho, fueron más firmes en su fe en el Islam que muchos hombres. El mundo musulmán al completo tiene gran respeto por esas mujeres. Es un hecho que el Islam dio esa gran posición a las mujeres y garantizó sus derechos cuando, en todo el mundo, las mujeres carecían de derechos. En realidad, fue esa actitud general de degradación de la mujer lo que se reflejó en esos hadices.

maribel
31/10/2008, 18:56
El liderazgo de las mujeres trae mala suerte sobre quienes son liderados por ellas

Encontramos otro hadiz en Bujari que, a menudo, es citado como argumento en contra de que las mujeres ejerzan el liderazgo en países o naciones. De hecho, Bujari relató tres tradiciones concernientes a este episodio; dos de las cuales estaban en el capítulo “Carta del Profeta a Cosroe y al Cesar” El hadiz de Abu Bakra es el nº 4425. El hadiz precedente, el nº 4424, fue relatado por Ibn Abbas que dijo que " El Profeta de Al-lâh envió a Abdul-lâh Ibn Huzaifa con una carta para Cosroe. Cuando este la leyó la rasgó. Creo que Bin Musayyab dijo: "entonces el Profeta rogó a Allah les hiciera pedazos completamente". El tercer hadiz es el nº 6639 relatado por Bujari en el capítulo Cómo fue el juramento del Profeta y dice así: “Cuando César muera no habrá más César después de él. Cuando Cosroe muera no habrá más Cosroe después de él”.

Bujari relata de Abu Bakr el siguiente hadiz: "Al-lâh me proveyó con considerables beneficios durante la baltalla del camello con una palabra (o una condición) Cuando le llegó al Profeta la noticia de que los persas habían acordado que la hija de Cosroe fuera su lider, dijo: " Una nación que deja sus asuntos en las manos de una mujer nunca prosperará!"".

Ahora es bien conocido que Abu Bakra relató este hadiz después de la batalla del Camello en la que participó. El propósito de la batalla fue contra Hadrat Ali. Esta narración aparece solo cuando Abu Bakra, que aspiraba al gobierno de una de las provincias; quería, por ese motivo, agradar a Hadrat Ali. Abu Bakra, obviamente, tenía un motivo para la narración de este hadiz.

Resulta bastante contradictorio dado que el Corán confirma el liderazgo de la Reina de Saba (Balquis) que desoyó las advertecias de sus consejeros varones y estableció la paz con el profeta Salomón. Ver las aleyas 32 a la 35 de la sura 27. Cuando Balkis pide la opinión de todos sus consejeros varones sobre pelear o hacer la paz con Salomón, ellos le aconsejaron pelear y no rendirse. Pero ella les obvió y decidió hacer las paces arguyendo: “Seguro que los reyes cuando entran en una ciudad, la arruinan y humillan a las más nobles de sus gentes; y por eso lo hacen.”

De esta forma, vemos que el Corán apoya la sabiduría de una mujer en no pelear y hacer la paz con un líder más fuerte salvando a la nación de la ruina. Pero el hadiz citado antes dice justo lo contrario: que si una mujer se convierte en lider, esto será la ruina de la nación. El hadiz, de esta manera, sugiere que el Profeta contradice a la revelación de Al-lâh; lo cual es impensable. La única conclusión es que el narrador tiene su propio interés en la narración del hadiz o no entendió lo que el profeta dijo. Dejo la conclusión para los lectores.

Encontramos incluso hadices, concernientes a las mujeres, aún más indignantes, atribuidos al Profeta. Uno de esos hadices, encontrado en Sahih Bukhari, y narrado por Sahl ibn Sa'dd dice: “ El mal agüero fue mencionado ante el Profeta. El Proefeta dijo: “Si hay mal agüero en algo; es en la casa, la mujer y el caballo”
Este hadiz equipara mujer con casa y caballo. No puede haber ninguna comparación entre ellos. También nos damos cuenta de que la casa y el caballo le resultaban muy útiles al ser humano ya que le facilitaban la vida y los viajes. La casa es una de las necesidades básicas para los seres humanos y el caballo era usado en los viajes por lo que resultaban altamente valorados. También eran usados en la guerra en tanto que su momiviento es bastante rápido. Tales pensamientos son producto de una mente muy devaluada, infortunadamente atribuídas a la mente que Al-lâh ha agraciado con los más elevados pensamientos. Al-lâh le ha elegido para ser Su Profeta, Su mensajero. Uno no puede pensar que diría tales cosas.

Hay un hadiz interesante encontrado en Bujari y narrado por Aisha. Dice así: "Las cosas que anulan el salat fueron mencionadas ante mí. Ellos dicen: “El salat es anulado por un perro un burro y una mujer” (si pasan en frente de la gente rezando). Aisha dijo: “ Vosotros nos habéis hecho como los perros. Yo he visto al Profeta rezando mientras yo solía acostarme en mi cama entre el y la Qiblah. Siempre que necesitaba algo me deslizaba fuera porque me disgustaba estar enfrente de él.”"

Podemos ver como algunos narradores equiparaban mujeres con perros y burros y Aisha les desafiaba. Esto muestra como los hombres mantenían a las mujeres en baja consideración y atribuían sus despreciables pensamientos al Profeta. No siempre hay una mujer como Aisha para enfrentar pensamientos así de ruines. Pero el hadiz debe ser creído sin crítica.

De igual manera, encontramos otro hadiz en Sahih Bukhari, narrado por Osamah; el cual es, de nuevo, totalmente contradictorio con el Corán. El hadiz dice: “Y te aconsejo tener cuidado con las mujeres porque han sido creadas de una costilla y de la parte más curvada que es la de arriba. Si tratas de enderezarla se romperá y si la dejas permanecera torcida. Entonces te recomiendo tener cuidado con las mujeres”

Muy degradante para las mujeres, similar a los otros hadices. Contradice completamente al Corán, donde no hay niguna mención a a la creación de Eva a partir de una costilla de Adam. Este hadiz también ha sido creado para probar la inferioridad de las mujeres. En todos los versos sobre mujeres en el Corán, no hay ni un solo verso que degrade a las mujeres de esa manera o que pruebe su inferioridad respecto del varon de ninguna forma.

Se impusieron actitudes sociales de los hombres hacia las mujeres que les hicieron crear tales hadices. Así, ellos podrían liderarlas y las mujeres no podrían usar el Corán para pedir igualdad con los hombres. El Corán fue revelado al Profeta para dar igual dignidad y posición a las mujeres pero la sociedad no estaba preparada, de ninguna manera, para esto y solicitó rebajar la posición de las mujeres por la producción de tales hadizes. Como no pudieron contemporarizar con el Corán usaron otra arma para rebajar el estatus de las mujeres.

Desafortunadamente, nuestros sabios todavía no están preparados para evaluar de manera crítica estos hadices antimujeres. Al contrario, continuan citándolos para mantener a las mujeres con su posición devaluada en la sociedad y bajo la opresión masculina. Es precisamente por esta razón que los no musulmanes piensan muy adversamente acerca del Islam y de cómo éste ha “suprimido” la dignidad y la posición de las mujeres.

Ha llegado el tiempo para las musulmanas de evaluar estos hadices críticamente y refutar las fatwas dictadas por los sabios basadas en semejantes hadices. Necesitamos grandes sabias del Islam entre las mujeres que puedan mantener una posición independiente. ¿Dónde están estas mujeres?


Asghar Ali Engineer es fundador del Centro para el Estudio de la Sociedad y el Secularismo, en India. Engineer es un teólogo musulmán de Bombay. Está comprometido con movimientos en pro de los derechos humanos y en los esfuerzos por fomentar la armonía entre las religiones. Trabaja contra la utilización de la religión para la explotación y para otros intereses personales y políticos. Principalmente en diálogo con el cristianismo, ha examinado los elementos liberadores del islam. A diferencia de otros autores (como Shariati, e incluso Mawdudi), su enfoque es más textual, procurando mostrar a partir del propio Corán los puntos de vista que fomentan la justicia y la liberación .

Jadicha López
01/11/2008, 23:32
Es salam `aleykum, hermana Maribel,
gracias por ofrecernos toda esta información que desbarata tantas mentiras sobre el Islam, o prácticas que ocurren dentro del mismo Islam, y degradan a la mujer, o pretenden que ese es el verdadero espíritu islámico. A quien venga con esos falsos tópicos, se le puede remitir a tus artículos. Ma`a es salama, y gracias :)