PDA

Ver la Versión Completa : La violencia étnica estalla de nuevo entre chinos y uigures en Xinjiang



Abdel_Iluro
05/09/2009, 15:17
La violencia étnica estalla de nuevo entre chinos y uigures en Xinjiang

Una ola de ataques con jeringuillas desata disturbios que causan cinco muertos

AGENCIAS - Urumqi - 05/09/2009

Un nuevo estallido de violencia étnica ha vuelto a causar desordenes y muertes en la provincia de Xinjiang, en el oeste de China, dos meses después de que alrededor de 200 personas murieran en los graves disturbios provocados por la tensión entre chinos de etnia han y uigures. Pekín reconoció ayer que al menos cinco personas han fallecido ya en la oleada de protestas de los han que agita desde el miércoles Urumqi, la capital de Xinjiang. Los manifestantes reclaman a las autoridades mayor firmeza contra los uigures y los supuestos ataques que éstos perpetran.



La chispa que volvió a atizar la ira de los han es una presunta serie de agresiones sufridas a mano de uigures armados con jeringuillas. La agencia oficial Xinhua informaba ayer de que 531 personas resultaban hospitalizadas por semejantes ataques, 106 de ellas con "evidentes signos de haber sido pinchadas con agujas de jeringuillas".
Decenas de miles de han enfurecidos salieron a las calles de Urumqi el jueves exigiendo a las autoridades protección y represión de los uigures. A pesar de la prohibición de cualquier manifestación y del imponente despliegue de fuerzas de seguridad, miles de han volvieron a manifestarse ayer y fueron dispersados con gases lacrimógenos. Algunos de ellos reclamaban las dimisiones del líder del Partido Comunista local.

"El Gobierno está siendo demasiado laxo con los uigures", se quejaba un comerciante han en declaraciones a la agencia Reuters. "Estos uigures nos están pinchando con jeringuillas, tendremos que resolver este problema", decía un manifestante que intentaba superar una barrera policial erigida para bloquear el acceso a los barrios uigures de Urumqi, que se presentaba ayer como una ciudad paralizada. Las autoridades decidieron cerrar escuelas y tiendas de la capital.

"Restablecer el orden es la prioridad", dijo el ministro de Seguridad Pública, Meng Jianzhu, que se desplazó a la zona. Las autoridades reconocieron la muerte de cinco personas, pero no precisaron las circunstancias de los fallecimientos ni la etnia de las víctimas. El vicealcalde de Urumqi, Zhang Hong, se limitó a decir que dos de ellas eran "civiles inocentes" y que se estaban investigando los otros casos.

Representantes en el exilio de los uigures -una etnia que profesa la religión musulmana y representa la mitad de los 20 millones de habitantes de Xinjiang- rechazaron las acusaciones de los han. Los uigures reprochan a Pekín haber aplastado su cultura y haberles discriminado en favor de los han, que abarcan más del 90% de la población china.

SALAM1
05/09/2009, 15:47
La violencia étnica estalla de nuevo entre chinos y uigures en Xinjiang

Una ola de ataques con jeringuillas desata disturbios que causan cinco muertos

AGENCIAS - Urumqi - 05/09/2009

Un nuevo estallido de violencia étnica ha vuelto a causar desordenes y muertes en la provincia de Xinjiang, en el oeste de China, dos meses después de que alrededor de 200 personas murieran en los graves disturbios provocados por la tensión entre chinos de etnia han y uigures. Pekín reconoció ayer que al menos cinco personas han fallecido ya en la oleada de protestas de los han que agita desde el miércoles Urumqi, la capital de Xinjiang. Los manifestantes reclaman a las autoridades mayor firmeza contra los uigures y los supuestos ataques que éstos perpetran.



La chispa que volvió a atizar la ira de los han es una presunta serie de agresiones sufridas a mano de uigures armados con jeringuillas. La agencia oficial Xinhua informaba ayer de que 531 personas resultaban hospitalizadas por semejantes ataques, 106 de ellas con "evidentes signos de haber sido pinchadas con agujas de jeringuillas".
Decenas de miles de han enfurecidos salieron a las calles de Urumqi el jueves exigiendo a las autoridades protección y represión de los uigures. A pesar de la prohibición de cualquier manifestación y del imponente despliegue de fuerzas de seguridad, miles de han volvieron a manifestarse ayer y fueron dispersados con gases lacrimógenos. Algunos de ellos reclamaban las dimisiones del líder del Partido Comunista local.

"El Gobierno está siendo demasiado laxo con los uigures", se quejaba un comerciante han en declaraciones a la agencia Reuters. "Estos uigures nos están pinchando con jeringuillas, tendremos que resolver este problema", decía un manifestante que intentaba superar una barrera policial erigida para bloquear el acceso a los barrios uigures de Urumqi, que se presentaba ayer como una ciudad paralizada. Las autoridades decidieron cerrar escuelas y tiendas de la capital.

"Restablecer el orden es la prioridad", dijo el ministro de Seguridad Pública, Meng Jianzhu, que se desplazó a la zona. Las autoridades reconocieron la muerte de cinco personas, pero no precisaron las circunstancias de los fallecimientos ni la etnia de las víctimas. El vicealcalde de Urumqi, Zhang Hong, se limitó a decir que dos de ellas eran "civiles inocentes" y que se estaban investigando los otros casos.

Representantes en el exilio de los uigures -una etnia que profesa la religión musulmana y representa la mitad de los 20 millones de habitantes de Xinjiang- rechazaron las acusaciones de los han. Los uigures reprochan a Pekín haber aplastado su cultura y haberles discriminado en favor de los han, que abarcan más del 90% de la población china.


y nosotros podriamos hacerles eso a los chinos de indonesia,malasia, brunei y singapur

Abdel_Iluro
06/09/2009, 05:15
y nosotros podriamos hacerles eso a los chinos de indonesia,malasia, brunei y singapur

Pués ala ya sabes te vas a las embajadas de esos países pides un visado y si te lo conceden cosa que dudo, te vas y ale a darle candela a los chinos.

Abdel_Iluro
06/09/2009, 19:48
Cinco muertos y 14 hospitalizados en las protestas masivas de Urumqi

Las manifstaciones se produjeron por los ataques con jeringa vividos esta semana en la capital de Xinjiang

05/09/2009 | Actualizada a las 08:49h |

Pekín. (EFE).- Cinco personas murieron y otras 14 fueron hospitalizadas el pasado jueves durante las protestas masivas contra los ataques con jeringa vividos esta semana en Urumqi, capital de la región noroccidental china de Xinjiang, según confirmó hoy la prensa oficial.

En una rueda de prensa celebrada anoche el vicealcalde de Urumqi, Zhang Hong, confirmó los cinco fallecimientos y aseguró que dos de ellos eran "civiles inocentes", mientras que el resto todavía están sin identificar. Según recogió la agencia oficial de noticias Xinhua, Zhong agregó que la situación en las calles de Urumqi estaba "básicamente bajo control", a pesar de que la propia agencia oficial reconoció varias protestas y disturbios ayer, viernes, cuando más de 1000 residentes se enfrentaron a la policía, que empleó gases lacrimógenos para disolver a los manifestantes.

El vicealcalde también expuso que los misteriosos ataques con jeringas hipodérmicas contra residentes chinos estaban premeditados y organizados "para crear terror" y elevó el número de heridos por este tipo de agresión a 531 personas, la mayoría de ellas de etnia han. "Las 'tres fuerzas' (separatismo, terrorismo y extremismo) de dentro y fuera del país no quieren reconocer la unidad étnica y su fracaso en las revueltas del 5 de julio -que causaron al menos 197 muertos-, así que están usando 'violencia de baja intensidad' para alterar el orden social e instigar el odio étnico", añadió.

Ayer, el ministro chino de Seguridad Pública, Meng Jianzhu, desplazado a Urumqi para coordinar personalmente la labor policial, afirmó que los ataques con jeringas fueron instigados por las fuerzas separatistas. A su vez, las autoridades locales de Urumqi, prohibieron las marchas, manifestaciones y protestas masivas en la región, dividida entre chinos han y uigures, con el objetivo de mantener la estabilidad.

Desde el miércoles, se suceden las protestas contra estos ataques y los manifestantes, en su mayoría chinos han, pedían también la dimisión del secretario del Partido Comunista en la región, Wang Lequan, un protegido del presidente Hu Jintao, al que acusan de incompetencia para garantizar la seguridad ciudadana.

Xinjiang estuvo habitada durante siglos por la etnia uigur de lengua turca y credo musulmán, hasta que los colonos chinos empezaron a llegar a la región después de la ocupación de las tropas comunistas, en 1949, en especial en las últimas dos décadas, hasta convertirse en un 50 por ciento de los pobladores.

Los uigures acusan al gobierno chino de reprimir y segregar su cultura, y de torturar a sus miembros o ejecutarlos bajo falsas acusaciones de terrorismo, mientras que Pekín consiguió incluir en 2001 a una de las más importantes organizaciones separatistas uigures en la lista de grupos terroristas internacionales de la ONU.

Yuhannà
06/09/2009, 21:02
Los chinos de la etnia han recrudecido la protesta contra los uigures.

La salida de los funcionarios fue fulminante ante los nuevos disturbios.

El Gobienro castiga al secretario local del partido comunista y al jefe de policía.


El nuevo estallido de desórdenes y violencia étnica que ha azotado en los últimos días la provincia de Xinjiang, en el oeste de China, ha llevado a las autoridades centrales a acometer una purga inusualmente rápida de destacados líderes de la cúpula local.Pekín destituyó ayer al secretario del Partido Comunista de Urumqi-capital de Xinjiang y epicentro del los disturbios entre chinos de etnia han y uigures- y al jefe de la policía de toda la provincia, que cuenta con unos 20 millones de habitantes.(...)

Varios analista coinciden en calificar de inusual la purga llevada a cabo por Pekín.Normalmente, las autoridades centrales chinas dejan pasar ciento tiempo entre el surgimiento de los conflictos-corrupción, desórdenes, etcétera- y las medidas de castigo.El
régimen chino se ha mostrado habitualmente reacio a destituir funcionarios por las presiones de la ciudadanía.La decisión tomada ayer muestra la excepcional preocupación ante los hechos de Xinjiang y el deseo de aplacar la rabia de los han, que se sienten desprotegidos y que venían exigiendo las destituciones desde hacía días.Con este gesto, además Pekín, pretender evitar que la crisis salpique a la máxima autoridad de Xinjiang, Wang Lequan, líder del Partido Comunista de la provincia.(...)

Los grandes disturbios de este verano han hecho aflorar la tremenda tensión subyacente desde hace décadas entre los han- la etnia mayoritaria en china- y los uigures, una minoria musulmana y que acusa a Pekín de aplastar su cultura y de discriminar a sus miembros en favor de los han.El Gobierno chino teme que los nuevos desórdenes puedan arruinar la celebración del 60º aniversario de la fundación de la República Popular, el próximo 1 de octubre."Los saboteadores pueden estar planeando nuevas acciones para crear una sensación de inseguridad mientras la nación prepara los festejos del aniversario", aseguraba en un editorial el periódico oficial en lengua inglesa, "Chin's Daily".



Agencias.Urumqi.
El Pais, 060909