PDA

Ver la Versión Completa : Los silencios de palacio



mikonos
15/08/2009, 12:21
Pelicula Tunecina y otra peli: EL hombre de ceniza


Los silencios del título son los silencios de las mujeres. La protagonista de este film pasa la mayoría del tiempo observando, observando el transcurrir de las horas, de los días… el paso de su propia vida. De repente, algo se revuelve en su interior que le hace romper con su presente devolviéndole a su infancia, al palacio donde creció junto a su madre, a los silencios de palacio. Moufida Tlatli es tunecina.

Sinopsis

Alia es una joven tunecina que canta en bodas y fiestas tradicionales. Se queda embarazada de Lotfi, que se niega, como lleva haciendo los últimos diez años, a aceptar un compromiso con la joven. A los 25 años está decidida a romper con todo, con su trabajo y con su pareja. Es en ese momento cuando Alia recibe el anuncio del príncipe Sidi Ali, su antiguo protector en cuya casa pasó su infancia, al lado de su madre. Vuelve entonces a ese palacio y se enfrenta con imágenes crueles de su vida, los años de sumisión, el sufrimiento de su niñez y su adolescencia… Alia, la hija de una sirvienta del palacio, valiente y sumisa a la vez, y de un padre desconocido… que podría ser el príncipe, se sumerge en su pasado y desempolva recursos, secretos y miedos.

Es una historia contada a través de los ojos de esta joven. En ella se narra el aislamiento y el sufrimiento de las mujeres en un mundo gobernado por los hombres. En esta película la música juega un importante papel, pues las notas del laúd y el canto pueden romper las cadenas del palacio y saltar sus muros. En definitiva, Los silencios del Palacio es la historia de una rebelión contra la opresión, ya sea la que ejerce el hombre sobre la mujer, o la que ejerce el colonizador sobre el colonizado.

La directora

Nace Moufida Tlatli en 1946, en Sidi Bu Saind (Túnez), y en el seno de una familia apegada a las tradiciones. En 1966 estudia cinematografía en el Instituto de Hautes Études Cinématographiques de París, y obtiene su título en 1968. Trabaja para la televisión francesa hasta 1972, año en que vuelve a Túnez donde se dedica al montaje de películas tunecinas, argelinas, palestina… Moufida Tlatli ha sido montadora de muchas películas de la nueva ola árabe, y del mejor cine tunecino. En esa época trabaja con cineastas de la talla de Merzak Allouache, Michel Khleifi, Farida Belyazid, Ferid Boughedir, Nouri Bouzid, Abdellatif ben Ammar, Selma Bakkar, Tayyeb Louichi, Mahmund ben Mahmud, Nacer Khemir… En 1994 dirige su primera película para conocer la suerte de las mujeres de la generación de su madre; mujeres que sufrieron el peso de la tradición, de los tabúes, de las cosas nunca dichas y nunca habladas.

La protagonista

El personaje de Alia está inspirado en las vivencias infantiles de la propia directora, sumadas a rasgos de la personalidad de su madre, y de su hija. Alia es una mujer que lucha por ser libre. En palabras de la directora, “el héroe de mi historia es una mujer a la que, en nuestro países, llamábamos la colonizada del colonizado. Una reflexión personal sobre la vida de mi madre me ha llevado a tratar la dolorosa cuestión de las relaciones entre hombres y mujeres en la sociedad mulsumana. Evocando el mundo antiguo de los príncipes orientales, los Beys que reinaron en Túnez, yo muestro el refinamiento y esplendor de una cultura y una civilización milenaria, a la vez que la decadencia que conlleva la inju[/LEFT]sticia y la esclavitud”.