PDA

Ver la Versión Completa : Si Dios es Compasivo.¿porque los kafirs van al infierno?



Arabiya
25/10/2008, 15:38
Bismi Allahi Arrahamani Arrahim,

Este video es una pregunta de un hombre que se declara ateo, pero que hace el bien a la humanidad, no entiende porque por el echo de no creer en Allah, tiene que ir al infierno.

Respuesta de una persona creyente en Allah.


http://www.youtube.com/watch?v=m65DSmM35ZU&eurl

cynara
25/10/2008, 16:37
Solo te transcribo esta aleya,

Al Baqara
(105) Ni a aquellos seguidores de una revelación anterior que se obstinan en negar la verdad,
ni a los que atribuyen divinidad a otros seres junto con Dios, les gustaría que vuestro Sustentadorhiciera descender para vosotros bien alguno;86 pero Dios distingue con Su gracia a quien Él quiere
--pues Dios es de una generosidad infinita

Salams

mikonos
25/10/2008, 18:57
Dios no creo a su imagen y semejanza y además nos dió libertad de elección, nosotros/as elegimos y creamos nuestra vida y proyectamos nuestro estado interior al exterior, si estamos en el infierno no fué Él quien nos arrojó, nosotros lo creamos con nuestras proyecciones, y apesar de esto, Dios manda a los profetas e iniciados que se someten a la ley de polaridad y se dice: Jesús bajo a los infiernos para ayudar a la humanidad a salvarse. Se dice Muhammad que atravesó los siete cielos, es decir, por su estado de pureza pudo ascender a esos cielos, pero luego descendió para servir a la humanidad. Además creo una Umma (comunidad de fieles) para acoger a todos/as los/as que creían que Dios estaba en su interior.

*No he visto el vídeo, pero me ha surgido esta respuesta.

Badr
25/10/2008, 19:37
Dios tiene muchos nombres, cualquiera que le sirva bajo cualquiera de esos nombres sirve verdaderamente a Dios.

Muchas personas buenas que dicen no creer en Dios, creen de hecho en muchos de los nombres de Dios. Cuando dicen no creer en Dios, es más que probable que a lo que se refieren es a la imagen de un Dios tal como se les ha transmitido y que no entienden que ese retrato que se les hace pueda representar a un ser verdaderamente bueno y todopoderoso. Los que nos autodenominamos creyentes podemos dar una idea de aquello en lo que creemos verdaderamente ridícula, irracional y nada edificante. Otros no creen que creer en Dios por miedo sena una cosa digna o buena y ante la posibilidad de poder creer por miedo lo rechazan. Creo que lo fundamental es la bondad de las acciones, el propósito y la sinceridad, no las palabras con que los vistamos.

Salaam

maribel
25/10/2008, 21:05
as-salamu alaykum w rahmatullah w barakatuh,

estoy de acuerdo con la hermana badr, debe entenderse más como la actitud hacia uno mismo y los demás que con las etiquetas de pertenecer a un credo determinado o no. Mucha gente se declara atea o agnóstica porque, tal y como está el panorama religioso actual donde la espiritualidad se ha perdido bastante, es en parte lógico...pero muchas de estas personas autodenominadas "ateas" son en realidad espirituales, a veces incluso más que los que confiesan una religión determinada.

Pero yo iría más allá...para mí el concepto de cielo e infierno son simbólicos, el destino de todos es volver a Él.

Ahora me tengo que ir, otro día inchallah ampliaré más este concepto.

salam

Arabiya
26/10/2008, 18:37
salam alikum, para quien dijo que Dios nos creo a su imagen y semejanza que escuche lo que dijo Dios:

bísmil-lâhi r-rahmâni r-rahîmi

Con el Nombre de Allah, el Rahmân, el Rahîm

1. qul huwa llâhu áhad*

Di: Él es Allah Único,

2. Allâhu s-sámad*

Allah el Irreductible,

3. lam yálid wa lam yûlad*

no ha engendrado ni ha sido engendrado,

4. wa lam yákun lahû kúfuan áhad*

y no tiene igual.


Es un error muy grave decir que Dios nos creo a su imagen y semejanza. Astaghfirullah.

Nada se le iguala, no está en nada y nada hay en Él, no lo encierra el tiempo, no lo abarca el espacio, nada es consistente a su lado, es Infinito e Ilimitado, no podemos imaginarlo, El es único y no tiene semejantes.

En cuanto al tema del infierno y del paraíso. Hay un infierno y hay un paraíso, los dos serán llenados. No es que sea algo simbólico, están ahi, Allah los ha creado, El lo dice en el Corán, quien quiera ir al paraíso hace falta creer en Allah y adorarle como El nos ha enseñado siguiendo las enseñanzas de los mensajeros, en nuestro caso las enseñanzas del profeta Muhammad salla Allahu alayhi wasalam y con nuestras obras y SU MIsericordia, puede que nos haga entrar al paraíso y estar junto a El , inshaAllah.
que Allah nos libre del infierno y de todo lo que lleva al inferno, Amin.

que Allah os bendiga. salam.

maribel
26/10/2008, 21:06
as-salamu alaykum w rahmatullah w barakatuh

Muchas veces me he encontrado con el oposicionismo literalismo-simbologia en lo religioso, en que hay que aceptar tal cual las cosas (en este caso, sobre el Paraíso y el Infierno) sin plantear si quiera que puede haber muchas maneras de enfocar las cosas y que no necesariamente haya de ser una sóla.

Ya se ha hablado en otros hilos del foro sobre el tema de la dualidad a la que, paradójicamente, el ser humano está sometido (bien-mal, luz-oscuridad, positivo-negativo, día-noche, hombre-mujer, yin-yang...) en contraposición a la Unicidad. La dualidad es una concesión de Allah, subhana w ta'ala, que nos permite a nosotros buscarLe, porque si no nos dejaran en la oscuridad no podríamos apreciar la luz.

Tenemos espíritu, alma, ruh...que nos mantiene unidos como por un finísimo hilo con nuestro Creador y que busca siempre encontrarLe. Tenemos esa chispa divina en nuestro interior, pura, que proviene de Él. Esa es nuestra verdadera naturaleza, nuestra esencia, que se encuentra en lo sutil. El cuerpo, la materia, condiciona que nuestra alma encuentre dificultades para expresarse tal cual es, porque son niveles más bajos de energía, más "groseros". Sin embargo, hay quien puede llegar a superar en cierta manera las dificultades que en ese sentido nos marca la materia y dejar que su alma se exprese.

Muchas veces me he preguntado...¿por qué he nacido en España y en esta época? ¿por qué he tenido los padres que he tenido? ¿por qué he conocido a la gente que he conocido? Seguramente mi vida sería completamente diferente si hubiera nacido en otro país, en otra época, con otros padres...Eso marca en cierta manera el rumbo que llevará tu vida, porque te limita a una serie de circunstancias vitales posibles y no a las muchísimas otras que pudieran aparecer en la vida de una persona. Allah, subhana w ta'ala, nos pone a cada uno en este mundo por alguna razón, lleva nuestro alma allí donde debe ir para cumplir nuestro papel en este mundo. El alma sabe ese papel, la razón última del por qué estamos aquí, pero el cuerpo no. Muchas veces nos preguntamos que por qué pasan las cosas que pasan...tanto a nivel mundial como personal: por qué las guerras, por qué el hambre, por qué las enfermedades, por qué he conocido y confiado a tal y cual si sólo me han traído problemas, por qué parece que todo me va mal, por qué...todas estas situaciones encierran alguna enseñanza, a nivel individual y de toda la humanidad. No es el ser únicamente en sí mismo que debe acercarse a Allah, subhana w ta'ala, sino toda la humanidad.

"Yo soy yo y mis circunstancias", esto refleja cuanto estamos de supeditados a la materia. Pero el alma se mantiene pura, no se envilece...puesto que nada que provenga de Allah, subhana w ta'ala, puede ser imperfecto. Así, es el cuerpo el que comete los errores, pero no el alma. El cuerpo necesita estímulos para reaccionar, para actuar de cierta manera. Por eso la conducta humana se rige por los principios de recompensa y castigo. Si supieramos que hicieramos lo que hicieramos, no habría respuesta de ninguna forma, ni recompensa ni castigo, cómo nos comportaríamos? actuaríamos igual? si yo supiera que haciendo algo considerado bueno, no iba a recibir ni siquiera las gracias...lo haría igual? si supiera que haciendo algo mal, nada me iba a pasar, lo haría igualmente? Siendo así, parece lógico que desde la religión se hable de Paraíso para los justos e Infierno para los injustos, porque representa el grado máximo de motivación y justicia. Sin embargo, si sólo es nuestro cuerpo el que comete errores, el que nos limita, qué es lo que debería ser sujeto de castigo o recompensa para nuestra alma? Tras la muerte sólo le queda volver a reunirse con el Uno. Ni castigo ni recompensa. "Sólo" volver y fundirse con Él.

Con esto no pretendo decir que sea esto lo verdadero, es algo que dado nuestra condición sólo podremos saber en la otra vida, sin embargo por qué limitarnos sólo a un significado? Pueden ser ninguna y todas las cosas al mismo tiempo. Allah sabe más.

Salam

aliyasin
27/10/2008, 01:46
brr, as salam alaykum maribel

Dice Abdul Qadir al-Yilani en "El secreto de los secretos":

Hay también cuatro reinos, cuatro mundos. El primero es el mundo de la materia, de la tierra, el agua, el fuego y el éter. El segundo es el mundo de los seres espirituales, de los ángeles, de los genios, de los sueños y la muerte, de las recompensas de Allâh -los ocho paraísos y la justicia de Allâh-, de los siete infiernos. El tercero es el mundo del Verbo, de los bellos nombres de los atributos de Allâh y de la Tabla Oculta que es la fuente de todos los mensajes de Allâh. El cuarto es el reino de la Esencia Pura de Allâh, un reino indescriptible pues en ese nivel no hay palabras, nombres, atributos o semejanzas. Nadie salvo Allâh lo conoce.

Lo que explicas pertenecería a ese cuarto mundo, del que nada entró ni nada ha salido, donde sólo está Él desde el principio hasta el fin sin principio ni fin. Pero fuera de ese mundo, Dios dispuso la dualidad en la creación de un modo justo (para entenderlo un poco, sería interesante "El árbol del universo" de Ibn al'Arabi). Un modo de explicarlo sería decir que en ese árbol del universo cada partícula ocupa un lugar de proximidad o lejanía con su origen, pero aunque sea un lugar prefijado de antemano en el que cada cosa encaja, se ha dispuesto este mundo para que cada una de esas partículas encuentre su lugar. Somos nosotros, con nuestro esfuerzo, los que nos ganamos la posición que El nos tiene preparado de un modo justo. Eso es lo que a Hakim Sanai le llevaba a decir que no nos durmiéramos, que Dios no nos va a devolver un bien de nuestro mal, sea lo que sea lo que aquí plantes, allí lo vas a cosechar, ni menos ni más.

Ciertamente el espíritu volverá a su origen, pero ¿y nosotros, lo exintenciado que llamamos nosotros? Al parece a ese espíritu lo ataron a la fuerza a la cola de un burro, y le dijeron que vuele, porque como no escape volando al burro se lo tragará la tierra. Así que aquí estamos, tratando, no sé cómo ni de qué manera, de pintarle alas a un burro y de volar.

Salama

maribel
27/10/2008, 12:09
as-salamu alaykum aliyasin,

gracias por las referencias que das, no las conocía y me será muy interesante leerlas :)

Es verdad que este tipo de cuestiones se nos escapan a nuestro entendimiento, sólo podemos que especular, divagar...como tu dices, pintarle alas al burro para volar. Pero en cierta manera esto también libera la mente, nos hace pensar en otras realidades diferentes a la que estamos acostumbrados, ser más relativistas. Eso sí, sin llegar a obsesionarse. Hay que seguir el Camino del Medio.

Salam

aliyasin
27/10/2008, 19:01
as-salamu alaykum aliyasin,

gracias por las referencias que das, no las conocía y me será muy interesante leerlas :)

Es verdad que este tipo de cuestiones se nos escapan a nuestro entendimiento, sólo podemos que especular, divagar...como tu dices, pintarle alas al burro para volar. Pero en cierta manera esto también libera la mente, nos hace pensar en otras realidades diferentes a la que estamos acostumbrados, ser más relativistas. Eso sí, sin llegar a obsesionarse. Hay que seguir el Camino del Medio.

Salam

Ualaykum salam maribel,

El Profeta -saws- daba mucha importancia a la reflexión, no recuerdo exactamente la equivalencia, pero una hora de meditación tiene muchísimo valor a los ojos de Dios, más de lo que nos podríamos imaginar. Así que no te preocupe demasiado, con tal que se tenga en cuenta que Dios no es un tirano, y que su Misericordia siempre está por encima de su ira. Lo explican con un relato muy sencillo, el de un hombre que está durmiendo tranquilamente la siesta hasta que es despertado por los latigazos de un jinete, que no para de fustigarle sin que él entienda absolutamente nada, hasta que de pronto vomita una serpiente venenosa que se había colado por su garganta mientras dormía y descubre la razón de los latigazos: "Si me detengo a darte explicaciones, ya estarías muerto..." le comenta el jinete mientras sigue su camino. A veces Dios actúa de ese modo, y lo pasamos mal esencialmente por no entender sus razones. Así que reflexión, y reflexión sana, eso es estupendo.

Salama