PDA

Ver la Versión Completa : "Expulsión" de los moriscos



Don Pelayo
20/05/2009, 03:26
Expansión turca en el Mediterráneo (s.XVI):

Durante el reinado de Carlos V, las actividades berberiscas aparecen ligadas a la figura de Kayredín Barbarroja, mientras que los turcos contaban con un caudillo temible en la persona del sultán de Constantinopla, Solimán II el Magnífico, que en 1520 había sucedido a su padre Solimán I. El nombramiento de Barbarroja como almirante de Solimán y la alianza de ambos con Francia resultaron en un constante predominio turco. El enfrentamiento marítimo fue más intenso. En 1541 fracasa la expedición imperial contra Argel. Tanto a causa de los ataques berberiscos como de las tempestades. Entre 1551 y 1555 se hizo cada vez más fuerte la presión del sucesor de Barbarroja, Dragut, sobre la isla de Malta. Los piratas musulmanes consiguieron tomar la vecina isla de Gozzo y las ciudades de Trípoli y Bugía.

El cerco de Viena (1525):
Solimán II después de apoderarse de Belgrado (1521) y derrotar a Luis de Hungría en Mohacs (1525), consiguió ocupar la mayor parte de las tierras húngaras, tomando el camino a Viena por la orilla derecha del Danubio. Esta marcha victoriosa fue detenida por las tropas de Carlos V que salvaron Viena e impidieron el predominio turco en Europa.
Barbarroja de apodera de Túnez (1534):
Aunque un año más tarde Carlos V logra poner en el trono tunecino a su vasallo musulmán Muley Hacén.
La conquista de Trípoli (1551):
que constituía una cabeza de puente fundamental en el Mediterráneo occidental y potenciaba la acción de los berberiscos. La acción agresiva de dichos núcleos islámicos tuvo un primer momento delicado a principios del reinado de Felipe II, al amenazar a territorios concretos de la monarquía hispana.
Invasión de Hungría (1556):
El sistema colonial veneciano sufre una quiebra fundamental. Solimán intentó el desquite de su fracaso invadiendo Hungría pero murió en su campamento de Szigeth (1556).
Asedio de Ciudadela (Menorca, 1558):
por los berberiscos. La situación de Menorca llegó a ser tan precaria que se pensó seriamente en despoblarla y abandonarla. Los ataques islámicos tuvieron un hito culminante en el Mediterráneo occidental al intentar los turcos conseguir una plataforma insular de gran importancia estratégica: Malta. El almirante Andrea Doria, freno de Barbarroja y Dragut, muere en 1560.
Asedio turco a la isla de Malta (1565):
Defendida por los caballeros de la orden de San Juan de Jerusalén que presentaron una resistencia heroica. A la presión berberisca en el Mediterráneo occidental se unió la actividad turca que intentaba liquidar los núcleos de intereses que aún conservaban los genoveses y los venecianos. El virrey de Argel, Aluch Alí (Euldj Alí), atacó a Túnez aprovechando las discordias entre los hijos de Muley Hacén, el vasallo de Carlos V, y se apoderó de la ciudad (1570).
Rebelión de los moriscos españoles (1568):
Alentada por un estrecho apoyo de los otomanos quienes aprovecharon la confusión interna y atacaron Túnez y Chipre.
Conquista de Chipre (1571):
Selim II envía una flota turca de 250 galeras y 50.000 soldados, mandada por el almirante Piali. La conquista perjudicó gravemente al mecanismo de sostenimiento del comercio internacional de Venecia.
Conquista de Túnez (1574):
Túnez es ocupada por la escuadra otomana, con lo que conseguían una cabeza de puente clave en el norte de Africa.



--------------------------------------------------------------------------------

Ataques a las costas españolas:
Las correrías de turcos y piratas norteafricanos mantuvieron en constante estado de alerta a las costas españolas. La movilización del país fue considerable. Se construyeron torres de vigilancia para alertar la presencia de atacantes. Los astilleros de las ciudades mediterráneas, como Barcelona, iniciaron una época de gran actividad en la construcción de galeras. La expresión ¡Moros en la costa! es un vivo recuerdo que ha perdurado de aquellos años de inseguridad permanente. Muchos pueblos costeros se retiraron a las alturas, abandonando la zona del litoral, despoblado durante dos siglos. El peligro se agravó cuando los turcos, conscientes del poder de los piratas berberiscos, entraron en estrechas relaciones con ellos y su actuación coordinada obligó a distraer contingentes de tropas muy necesitados en otras zonas en conflicto.

Moros en la costa. Por N.Luján:
Las frases figuradas "Moros en la costa" o "Ver moros en la costa" existen tanto en catalán como en castellano. En castellano no están registradas ni en el Diccionario de Covarrubias ni en el de Autoridades del siglo XVIII. En cambio están incorporadas al Diccionario de la Real Academia Española que las define así: "Frase figurada y familiar con la que se recomienda precaución y cautela". También quiere decir existir peligro o indicios de un peligro inminente. La frase la encontramos en La gatomaquia de Lope de Vega:
Y armándose de ofensas y reparos
Vino de Ronda al puesto de la costa
Por ver si había moros en la costa.


Fortificaciones y torres:
Ante el temor a un ataque de la armada otomana y las frecuentes incursiones de corsarios norteafricanos, la costa se fue poblando progresivamente de torres para la vigilancia y la defensa del litoral. Aunque muchas de estas precedían de época medieval. En el s.XVI adquirieron su máximo desarrollo, reconstruyéndose las torres antiguas y levantando otras de nueva planta hasta formar un sistema defensivo conservado hoy en parte. Emplazadas tanto en playas bajas como sobre cabos o promontorios marítimos, servían para el avistamiento y la localización de los navíos enemigos cuando todavía se encontraban lejos de la costa, dando así tiempo a que los vecinos organizasen la defensa eliminando cualquier sorpresa. También se creó una flotilla de galeras guardacostas.

Milicias ciudadanas:
La defensa de las ciudades y villas recaía en los vecinos. El acoso otomano y las incursiones del corso obligó a que las distintas poblaciones organizaran de una manera mas eficaz a sus habitantes dividiéndolos en compañías bajo el mando de capitanes, alféreces sargentos y supervisando todo ello por los respectivos concejos. De este modo nació una milicia, denominada de la custodia, que las autoridades municipales utilizaron para la guarda de sus poblaciones y términos. Virreyes y gobernadores se sirvieron habitualmente de esta milicia para socorrer a otras localidades costeras amenazadas. A pesar de las deficiencias de las milicias ciudadanas, tanto en lo referente a su formación como a su efectividad, serían las únicas fuerzas estables con que contarían ciudades, villas y lugares del reino para hacer frente a los frecuentes ataques berberiscos hasta el año 1596.

Petición de los procuradores al rey Felipe II (1560):
Otro sí, decimos que aunque S.M. ha tenido relación de los daños que los turcos y moros han hecho y hacen andando en corso con tantas vandas de galeras y galeotas por el mar Mediterráneo, pero no ha sido V.M. informado tan particularmente de lo que en esto pasa, porque según es grande y lastimero negocio, no es de creer sin que si V.M. lo supiese, lo habría mandado a remediar: porque siendo como era la mayor contratación del mundo la del mar Mediterráneo, que por él se contrataba lo de Flandes y Francia con Italia y venecianos, sicilianos, napolitanos, y con toda Grecia, y aun Constantinopla, y la Morea y toda Turquía, y todos ellos con España, y España con todos; todo esto ha cesado, porque andan tan señores de la mar los dichos turcos y moros corsarios, que no pasa navío de Levante que no caiga en sus manos, y son tan grandes las presas que han hecho, así de christianos cautivos como de haciendas y mercancías, que es sin comparación y número la riqueza que los dichos turcos y moros han avido, y la gran destruición y assolación que han hecho en la costa de España: porque desde Perpiñán a la costa de Portugal, las tierras marítimas se están incultas, bravas y por labrar y cultivar; porque a cuatro o cinco leguas del agua no osan las gentes estar: y así se han perdido y pierden las heredades que solían labrarse en las dichas tierras.
Cortes de Toledo de 1560. Petición de los procuradores al rey Felipe II


--------------------------------------------------------------------------

Don Pelayo
20/05/2009, 13:55
Lástima que no encuentre la parte final del texto.

Si Constantinopla hubiera sido arrasada, nada de esto hubiera pasado.

!!Compensación económica ya!!

Houssem
20/05/2009, 14:19
Pues ya lo sé todos estos razones pero todo esto no justificar la expulsión de los moriscos
pregunta : porqué los moriscos alianza con los Otomanos? no porque solo musulmán pero porque su situación muy difícil y inhumano....

Badr
20/05/2009, 17:17
¿Y qué narices tiene que ver oprimir a unos sujetos y despojarlos de sus fueros y quebrantar la palabra firmada y dada y lo que se les debe a los súbditos de un rey de Las Españas con los otomanos? No tiene nada que ver. Los moriscos no son otomanos. Si luego unos TIRANOS oprimen a su población y la despojan de sus legítimos fueros y la obligan por la fuerza a cambiar de religión quebrantando todo lo pactado y reconocido ¿por qué esos mismos que quebrantan sus pactos y la ley de Dios no van además a difamar a aquellos que despojan? Su palabra no vale nada, y esos reyes tiranos y traidores deshicieron España y la entregaron a los flamencos y otros desechos europeos. ¿Y dices qué de los moriscos y los otomanos?

Francamente, aprende historia antes de venir aquí a enaltecer a los destructores de España y de ofender la memoria de todos los españoles que de verdad amaron nuestra tierra, cristianos musulmanes o judíos o ninguna de esas cosas. España no son los reyes que la hundieron económicamente precisamente cuando pudieron hacer de ella el reino más próspero del mundo, pero España les importaba un carajo, porque lo importante no era el reino sino la secta.

En cuanto a compensación económica, sin duda estás de broma. Ya quisieran ya los griegos y todos los cristianos orientales recibir comprensación económica, pero no de los otomanos, no guapo, de los cristianos de occidente. ¿No has oído hablar de la venganza catalana? ¿Ni de las cruzadas? Porque los cristianos orientales si se ponen a pedir compensación económica, no lo dudes, por quienes van a empezar, seguro, seguro, seguro, es por el occidente de Europa, que los mato a muchos miles y miles y miles...

¡Pero qué ampuloso y en la higuera se puede estar ¡santo cielo!



Salaam

maria
20/05/2009, 21:59
¿Y lo de entrecomillar expulsión?

¿Está citando a alguien o está dudando de que la expulsión se produjo?

eduardo-silva-892
21/05/2009, 16:50
Pues ya lo sé todos estos razones pero todo esto no justificar la expulsión de los moriscos
pregunta : porqué los moriscos alianza con los Otomanos? no porque solo musulmán pero porque su situación muy difícil y inhumano....

Houssem: Los moriscos no se aliaron con los Otomanos. Dicho así, es como decir que los judíos se aliaron con los palestinos :D . Es completamente falso.

Eso sí, por supuesto los ultras espa~oles los acusaron de ello, como excusa para lo que se quería conseguir: La homogeneidad absoluta religiosa, y el expolio de sus bienes.

Sólo después, una vez expulsados, algunos moriscos adquirieron un odio feroz a la monarquía espa~ola que los había masacrado y expoliado. Y efectivamente, a algunos de ellos se los encuentra despúes en el Mediterráneo Occidental haciendo de piratas, o ayudando al turco.

Asi que Espa~a quedó depauperada y el Mediterráneo aún más lleno de piratas. Citando a de la Meurthe cuando comentó la ejecución del Duque d’Enghien: “Esto es algo más que un pecado: es un error”.

Don Pelayo
21/05/2009, 20:55
¿Y lo de entrecomillar expulsión?

¿Está citando a alguien o está dudando de que la expulsión se produjo?

¿Y si te digo que en la II Guerra Mundial no murieron 6 millones de judíos? :rolleyes:

maria
22/05/2009, 14:02
Me lo dicces con comillas o sin comillas

Don Pelayo
22/05/2009, 23:48
Me lo dicces con comillas o sin comillas

¿Y si te digo que en la II Guerra Mundial no murieron 6 millones de judíos?

Mi no ver comillas :rolleyes:

generacion2007
23/05/2009, 19:48
Es cierto que en lq II guerra Mundial no murieron ni un millon de judios pq ni siquiera existia este numero, pero que si fueron expulsados entre 1025000 y 35000 morisco. y poco antes en la Sublevacion e las Alpujarras fueron asesinados mas de 60.000 morisco...

Don Pelayo
01/06/2009, 03:35
Es cierto que en lq II guerra Mundial no murieron ni un millon de judios pq ni siquiera existia este numero, pero que si fueron expulsados entre 1025000 y 35000 morisco. y poco antes en la Sublevacion e las Alpujarras fueron asesinados mas de 60.000 morisco...

El quintacolumnismo nunca ha sido bueno

Yuhannà
03/06/2009, 12:52
Pero un columnista, en un foro, como usted, a su edad, con una cultura vasta y de un talante abierto, lo enriquece; por favor, nos nos abandone.

Dr.Akbaricus
04/06/2009, 01:03
http://lacomunidad.elpais.com/dr-akbaricus/2009/6/3/primera-parte-una-carta-un-morisco-felipe-ii-inedito-e

http://lacomunidad.elpais.com/dr-akbaricus/2009/6/3/2o-parte-carta-un-morisco-felipe-ii

Primera y segunda parte de una carta mandada a Felipe II, por un moro español, que refleja la situación de la época y aclara tópicos de hoy. Biene a cuento respecto, en especial, a los comentarios de Víctor

Dr.Akbaricus
04/06/2009, 01:05
Pido humildemente perdón por el error, al mencionar a Víctor, confundiendo otros textos, mi referencia es a D.Pelayo

Arabiya
10/06/2009, 12:59
El autor de «La catedral del mar» regresa a la novela con «La mano de Fátima»
Falcones resucita a los moriscos
La Razón, 2009-06-10

Ildefonso Falcones vendió cuatro millones de ejemplares de «La catedral del mar». Tres años después de su primera novela, el autor posa, con unas marcadas ojeras y las gafas de sol colgadas de la camisa, delante de la Mezquita de Córdoba. Un coro de cámaras y fotógrafos lo rodean ante el asombro de vecinos y turistas. El novelista presentó ayer «La mano de Fátima» (Grijalbo) ante sesenta medios de comunicación con un recorrido por la antigua capital de Al – Andalus. «Estoy abrumado por la expectación», reconoce con una sonrisa, y levanta las manos como si no lo creyese. «Siempre he sentido presión en mis treinta años de ejercicio como letrado. Cuando escribes la presión no existe. Si la hubiera, o te dejaras llevar por ella, no lograrías redactar una página. Hay que trabajar y esforzarse, pase lo que pase después».

Ahora como entonces
En este trabajo aborda uno de los capítulos silenciados de la historia de España: la expulsión de los moriscos. «Estamos en una sociedad tolerante y multicultural donde se aceptan las diferentes religiones, pero existen paralelismos con esa época. Por ejemplo, los inmigrantes de ahora, como los moriscos entonces, se hacinan en pisos patera».
Falcones ha narrado el drama de esta comunidad a través de la historia de un joven, hijo de una morisca y de un sacerdote que la viola, que presenciará los últimos años de convivencia en España entre musulmanes y cristianos. Una trama que comenzó a desarrollar hace tres años y que abarca desde 1568 hasta 1609. Arranca con el levantamiento de las Alpujarras y termina con la expulsión definitiva de estas familias (la mayoría humildes). En medio queda una historia de amor y vicisitudes que discurre entre los meandros de la cotidianeidad de esos decenios. «Se les obligó a que se evangelizaran y a que vivieran como cristianos», apunta.
La aparición, en 1884, en Almonacid de la Sierra (Zaragoza), de un gran número de manuscritos árabes con 300 años de antigüedad le dio pie a escribir este homenaje a una cultura que se había perdido. «Hay que cotejar la Historia con el argumento que has pensado para ver si ambos encajan», afirma. Falcones, que mañana estará en la Feria del Libro de Madrid firmando, desarrolla a partir de ahí algunas ideas que mantiene sobre literatura: «Lo que me gusta es coger una novela que me entretenga. La clave es proporcionar una lectura ágil, que no sea ni pesada ni barroca y que le interese al lector». El autor compagina su trabajo, la abogacía, con la literatura. Escribe unas tres horas diarias, pero admite que el éxito no le ha convencido aún para dejar su oficio. «No me planteo cerrar el despacho. No se puede vivir siempre encerrado en la imaginación. Necesito un contacto con la realidad, que la gente me cuente sus problemas».


La Córdoba de Obama
Ildefonso Falcones hizo un comentario sobre el desliz histórico del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que situó el califato de Córdoba en la época de la Inquisición: «No podemos pretender que además él conozca la historia de nuestro país. El que se equivocó fue su asesor. Pero, desde luego, hubo una época de convivencia en Córdoba. Al principio, los cristianos pudieron mantener sus iglesias. Hubo esa coexistencia, aunque siempre con cierto sometimiento al que mandaba».

Badr
11/06/2009, 18:11
Espero que sea una buena novela y celebro que viniendo precedida del anterior éxito de su autor prometa también ser bien recibida.

Es bueno que los autores españoles saquen y se inspiren de este tema. Es nuestro patrimonio común y debe inspirar optimismo y mover a buenas cosas.

Salaam