PDA

Ver la Versión Completa : La muerte de Rasulollah s.w.s



·HuD·
17/05/2009, 20:18
podria alguien describirme o mostrarme un articulo donde se explica con detalle la muerte del amado profeta Muhammad sala allah 3alaihi wua salim taslima.
Me gustaria saber cuales fueron sus ultimas palabras, sus ultimos gestos en este mundo.

Amiina
25/05/2009, 20:07
[Después de una corta enfermedad, Rasuluallah falleció el 8 de junio de 632 en la ciudad de Medina a la edad de 63 años.

Abu Bakr, el padre de Aisha, la tercera mujer de Rasuluallah, fue elegido por los líderes de la comunidad musulmana como el sucesor de Rasuluallah (califa), pues éste era el favorito deRasuluallah. Cualquiera que hayan sido los hechos, lo cierto es que Abu Bakr se convirtió en el nuevo líder del Islam. La mayor parte de su corto reinado la pasó combatiendo tribus rebeldes en lo que se conoce como las Guerras Ridda.

A la fecha de la muerte de Rasuluallah, había unificado toda la Península Arábica y expandido la religión islámica en esta región, así como en parte de Siria y Palestina.

Posteriormente los sucesores de Rasuluallah extendieron el dominio del imperio árabe a Palestina, Siria, Mesopotamia, Persia, Egipto, el Norte de África y España.


Descendientes de Rasuluallah A Rasuluallah le sobrevivieron su hija Fátima y los hijos de ésta. Los chiíes afirman que el esposo de Fátima, Alí y sus descendientes, son los verdaderos líderes del Islam. Los sunníes no aceptan esta afirmación, si bien respetan a los descendientes de Rasuluallah.

Los descendientes de Rasuluallah son conocidos por diferentes nombres, tales como sayyid y sharif. Muchos líderes y nobles de los países musulmanes, actuales y pasados, afirman ser descendientes de Mahoma con variables grados de credibilidad, tales como la dinastía fatimí del Norte de África, los idrisíes, la actual familia real de Jordania y los imanes ismaelitas que usan el título de Agha Khan.

Espero que te haya servido:)

·HuD·
27/05/2009, 18:18
Gracias por tu aportacion, pero yo queria una descripcion sobre la muerte del profeta s.w.s, como murio, que dijo antes de morir, y que paso despues (parte ya lo has dicho)
Pero tu texto me ha servido

morad
28/05/2009, 00:18
El Profeta se retiró a la casa de `Ấisha. Su hija Fâtima entró y él le pidió que se acercara. Le murmuró algo al oído y ella se echó a llorar. Entonces, volvió a pedirle que se acercara, le murmuró de nuevo algo al oído y ella sonrió. Después de la muerte del profeta (SAAWS) se le preguntó a Fâtima lo que le había dicho. Ella contó que la primera vez, el Profeta le anunció que moriría esa misma noche, razón por la que lloró. Luego viendo que lloraba le dijo que ella sería el primer miembro de su familia que va a morir después de él.



El lunes de madrugada, cuando el Profeta oyó las voces de la gente en la mezquita. Abrió la cortina de su apartamento y se le iluminó su pálida cara con una sonrisa viendo a la gente de pie detrás de Abû Bakr que presidía la oración. La gente sintió su presencia y se alegraron por verlo, se apartaron para dejarle pasar pero él les indicó que prosiguieran y no se movieran. Ellos de vez en cuando le echaban una mirada para verle. La gente contaba que su cara iluminaba como el levantamiento del sol, porque iba a encontrarse con Allah.



Al amanecer del mismo día, el profeta (SAAWS) murió. Nació al amanecer y murió al amanecer. Su nacimiento fue la señal de la venida de luz a tierra y su muerte es la señal de que esa luz permanecerá iluminando la tierra con el mensaje que trajo a la humanidad.



Pero el Profeta no murió prosternado o leyendo el Corán, sino que murió entre los brazos de nuestra señora `áisha. Es algo muy significativo. Toda su vida fue una manifestación de amor. El arcángel Ÿibrîl le reveló el Corán la primera vez abrazándole. Jadîÿa, su primera mujer, murió entre sus brazos y ahora él muere con la cabeza apoyada en el pecho de su esposa `áisha. Esta última cuenta que antes de su muerte, el Profeta decía: «El saludo de Allâh a ti también Ÿibrîl », por lo que ella supo que Ÿibrîl estaba en la casa. Este último dijo al Profeta: « ¡Oh Mohammad! Aquí está el ángel de la muerte y te pide permiso para entrar, permiso que nunca pidió a alguien antes de ti y que nunca pedirá después de ti». El Profeta contestó: « ¡Autorízale que entre! » Cuando `áisha le oyó supo que el ángel de la muerte estaba presente. Este último se puso en frente del Profeta y le dijo: « Allâh meHa Enviado a ti y me Ordenó que te obedeciera. Si me ordenas coger tu alma, la cogeré y si me ordenas que la deje, la dejaré». El Profeta levantó el dedo hacia el cielo y dijo: «¡Quiero la compañía del Altísimo, quiero la compañía del Muy Altísimo!».



El ángel de la muerte vino entonces a la cabeza del Profeta (SAAWS) y dijo: «¡O buen espíritu! espíritu de Mohammad hijo de `Abdullâh, sal hacia la gracia del que Está Satisfecho de ti y no enojado contigo!».



La cabeza del Profeta se hizo, de repente, pesada en brazos de su esposa `áisha y su mano cayó sobre su cuerpo. La señora `áisha supo que el Profeta se había muerto y no supo qué hacer. Confusa, abrió la puerta de su apartamento que daba a la mezquita y gritó: « ¡El Profeta ha muerto, el Profeta ha muerto! y todos los que estaban en la mezquita echaron a llorar.



Los compañeros del Profeta estaban abatidos por la noticia. `Alî Ibnu Abî Tâleb cayó a rodillas, paralizado por la tristeza no pudo levantarse. En cuanto a `Ozmân, le cogían de la mano como a un niño gimiendo y llorando. Fâtima, en cuanto a ella, se resignó e intentó mantenerse paciente como se lo había recomendado su padre (SAAWS) y ella sólo decía: "O padre !has contestado a la llamada de tu Señor! ¡O padre el alto paraíso del Firdaws es tu casa! ¡O padre! ¡A Ÿibrîl anunciamos tu muerte!



`Omar estaba aún más conmocionado, él que es acostumbrado a ser firme y resignado en lo que concierne estas cosas, sacó su espada y dijo: «El que me diga que el Profeta ha muerto, le corto la cabeza, sólo fue al encuentro de Allâh como lo hizo el profeta Mûsâ».



El más resignado de todos fue Abû Bakr. Entró en el apartamento del profeta (SAAWS), le abrazó y le besó la frente y dijo: "¡O! mi bien amado, ¡O! mi Profeta". Luego mirando la cara iluminada del Profeta dijo: "Qué bello eres vivo y qué bello eres muerto mi Profeta". Luego salió y dijo: "tú `Omar cállate. Y vosotros: (dirigiéndose a los presentes en la mezquita) a aquellos que adoraban a Mohammad, este último ha muerto y a aquellos que adoran a Alâlâh, Alâlâh es Vivo y Eterno». Era firme por el mensaje divino. Yo, por mi parte, os digo que si el Profeta no está aquí, su mensaje sigue existiendo.



Abû Bakr empezó a recitar las siguientes aleyas que se pueden traducir así: "Mohammad sólo es un mensajero -otros mensajeros pasaron antes de él- si muriera, ¿os volveríais atrás entonces? cualquiera que haga marcha atrás no perjudicará a Allâh y Allâh recompensa más bien a los agradecidos. » (TSQ, 'Ale-`Imrân (LA FAMILIA De IMRAN): 144).



`Omar dijo: "fue como si hubiera oído esta aleya por primera vez. Entonces supe que había muerto". Salió de la mezquita buscando un sitio para llorar a solas. Pero Abû Bakr lo retuvo y le recordó: "¡'Omar, el Mensaje!", `Omar comprendió que había que elegir a alguien para dirigir a la nación antes de enterrar al Profeta. Veis la conciencia de los musulmanes para con el mensaje divino. ¿Os habéis olvidado del mensaje de Allâh y os habéis dedicado a vuestros hijos olvidando el mensaje de Allâh y la responsabilidad de reformar la tierra?.



Los musulmanes se reunieron y nombraron a Abû Bakr como califa y la gente le juró fidelidad.



El profeta fue lavado (baño religioso de los muertos) por los miembros de su familia; su primo y cuñado `Alî, su tío Al-`Abbâs, su hijo (primo del Profeta) Al Fadl Ibn Al-`Abbâs y Usâma Bnu Zayd hijo de Zayd Ibnu Hâriza. Lo lavaron con su ropa como lo había recomendado él mismo a `Alî.



Después de ello, entraban las multitudes para despedirse del Profeta. Entraron los compañeros encabezados por Abû Bakr Assidîq y `Omar, luego las mujeres y los niños. Luego vino el momento del entierro. No sabían si tendrían la fuerza de enterrar a aquel que fue su bien amado. Se acordaron de su hadîz: «Mi vida tiene efecto benéfico sobre vosotros, y mi muerte tiene buen efecto sobre vosotros. Mi vida tiene efecto benéfico sobre vosotros porque os guío a la vía recta, y mi muerte tendrá buen efecto sobre vosotros porque vuestros actos me serán expuestos cada jueves, si hacéis buenos actos, alabé a Allâh y si cometéis malos actos pediré a Allâh perdón por vosotros. Los compañeros le preguntaron: ¿cómo nos reconocerás, Mensajero de Allâh?». Él les contestó: «Os reconoceré uno a uno por vuestros parentescos y vuestros nombres ». Los compañeros le dijeron: "Cómo será posible si estarás bajo tierra y él respondió que Allâh prohibió a la tierra que coma los cuerpos de los profetas y mensajeros de Allâh".



Los compañeros enterraron al profeta (SAAWS) con tristeza y dolor en el alma. Al enterrarle, Al Mughîrá Ibn Shu'ba tiró su anillo en la tumba, y dijo a los compañeros que esperen porque le cayó su anillo. Quiso bajar a la tumba, besar al profeta y ser la última persona que se despida de él. Aquella noche la gente entró triste a su casa llorando.



Anas Ibnu Mâlek dijo: «El Profeta entró en La Medina un lunes y toda la ciudad se iluminó con su venida, y la dejó el lunes y toda la ciudad se ensombreció por su ausencia.»



A la mañana siguiente y de madrugada, Bilâl como de costumbre, subió a la mezquita para llamar a la oración. Llegando a la parte donde decía: y Mohammad es el Mensajero de Al∙lâh, no pudo decirlo y se echó a llorar. Le pidió entonces a Abû Bakr que lo dispensara de esa tarea.

¿Llevamos nosotros también ese amor hacia el Profeta? ¿Lo echamos de menos hoy en día?

parvane
28/05/2009, 10:49
gracias morad como siempre:p
pero tengo una pregunta de donde sacas tanta informacio,eres un estuduioso? y como haces para dormir tan poco

morad
28/05/2009, 12:44
jajaja, no hermana parvane no soy un estudioso, aun solo soy un estudiante de 20 años, en cuanto a la informacion, tengo distintas fuentes, muchas veces son cosas que yo me se que me las cuentan en la asociacion islamica badr de melilla, otras las pregunto a los imanes de las mezquitas y tambien existe un gran mundo virtual llamado internet que puedes encontrar de todo. Lo de dormir tan poco supongo que lo diras por la hora que publique el mensaje, pues te cuento en ese momento hablaba con mi novia por telefono y apobeche un momento que ella tenia que hacer unas cosas para poner el mensaje y despues me llamo y seguimos hablando hasta muy tarde y eso que tenia que despertarme temprano jajaja, pero merecia la pena.

saludos hermana

parvane
28/05/2009, 16:29
Si con 20 años escribes asi k haras a los 40 :rolleyes:
a mi como mujer me agradaria k se tocaran + temas refente a la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente.
bueno, pues gracias a tu novia jeje :D
un saludo y kermos +

morad
28/05/2009, 17:43
Si con 20 años escribes asi k haras a los 40 :rolleyes:
a mi como mujer me agradaria k se tocaran + temas refente a la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente.
bueno, pues gracias a tu novia jeje :D
un saludo y kermos +

jajja, a los 40 nose solo allah lo sabe todo y en cuanto a lo del tema
"la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente." intentare informarme bien y documentarme un poco y abrire un nuevo tema para que hablemos un poco de ello, realmente es un tema muy interesante. Y si gracias a ella y que contenta se puso cuando le lei la traduccion del anasheed zawajati. de ahmed bukhatir. jaja :D

morad
29/05/2009, 10:55
Si con 20 años escribes asi k haras a los 40 :rolleyes:
a mi como mujer me agradaria k se tocaran + temas refente a la mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente.
bueno, pues gracias a tu novia jeje :D
un saludo y kermos +

salam ualikom hermana ya he creado un tema sobre "mujer en el islam en nuestro siglo y su proyeccion en occidente", lo encontraras en el foro familia y educacion islamica.

nabila1991
29/06/2009, 16:47
salam wa3likum
Cuando Muhammad ya estaba en el lecho de muerte con su tercera esposa Aisha le dijo:
- Me tienes a mi, habibati. Aisha, sé que has mirado con envidia los collares que regalaba a mis demás esposas. La verdad es que pensé en encargar uno para ti. Pero nunca pude encontrar una piedra lo bastante preciosa para que expresara la naturaleza de nuestro amor. Espero que me perdonarás, mi pequeña Pelirroja.
- No hay nada que perdonar. Me has dado tu precioso amor. Es todo lo que necesitaba.
- Cuánto coraje tienes, mi esposa-niña. No, mi esposa-guerrera. Toma esta espada y úsala bien, habibati. Te será útil en la yihad que se aproxima.
- ¿Una guerra santa? Quraysh no volverá a atacarnos, aunque faltes tú. Nuestro ejército los aplastaría en un instante.
- Será como Allah disponga. Pero me refiero también a nuestras luchas internas.-Se retorció como si una antorcha encendida le hubiera quemado la piel, Aisha se estremeció de miedo--. Aisha --dijo con voz ahogada-- Ayúdame.
- Aisha, tu deseo se ha cumplido. Con tu caricia me has quitado el dolor que sentía.
- Loado sea Allah.-suspiro Aisha.-
-No hay más Dios que Allah.- luego exhaló un gran suspiro y se derrumbó en mi regazo, tan pesado como una piedra.
- Muhammad!!! Muhammad!!! Oh, Allah!!! ¿Por qué?

cynara
30/06/2009, 01:11
He leído que el profeta, sas, hablo del salat y las mujeres. No se si fue justo antes de morir o unos dias antes.

Si alguien sabe me ayudaría que lo ponga.

Salams

cynara
30/06/2009, 23:20
He buscado esta respuesta en la Web

Dejó este mundo a la edad de 63 años, en la ciudad de Medina, a la que había emigrado diez años antes. Sus últimas palabras fueron: Jalalu rabbir-rafi.’ Faqad bal-laght: “¡La sublime majestad de mi Señor! Pues he cumplido mi misión”, y luego cedió su humilde alma.
Su último consejo para nosotros fue:
Jamás abandonen la plegaria. Jamás abandonen la plegaria. Jamás abandonen la plegaria. Y témanle a Allâh en vuestro trato con aquellos que dependen de vosotros”.

Salams

victor
03/07/2009, 18:39
salam wa3likum
Cuando Muhammad ya estaba en el lecho de muerte con su tercera esposa Aisha le dijo:
- Me tienes a mi, habibati. Aisha, sé que has mirado con envidia los collares que regalaba a mis demás esposas. La verdad es que pensé en encargar uno para ti. Pero nunca pude encontrar una piedra lo bastante preciosa para que expresara la naturaleza de nuestro amor. Espero que me perdonarás, mi pequeña Pelirroja.
- No hay nada que perdonar. Me has dado tu precioso amor. Es todo lo que necesitaba.
- Cuánto coraje tienes, mi esposa-niña. No, mi esposa-guerrera. Toma esta espada y úsala bien, habibati. Te será útil en la yihad que se aproxima.
- ¿Una guerra santa? Quraysh no volverá a atacarnos, aunque faltes tú. Nuestro ejército los aplastaría en un instante.
- Será como Allah disponga. Pero me refiero también a nuestras luchas internas.-Se retorció como si una antorcha encendida le hubiera quemado la piel, Aisha se estremeció de miedo--. Aisha --dijo con voz ahogada-- Ayúdame.
- Aisha, tu deseo se ha cumplido. Con tu caricia me has quitado el dolor que sentía.
- Loado sea Allah.-suspiro Aisha.-
-No hay más Dios que Allah.- luego exhaló un gran suspiro y se derrumbó en mi regazo, tan pesado como una piedra.
- Muhammad!!! Muhammad!!! Oh, Allah!!! ¿Por qué?.
Magnífico relato revelador, agradezco que hayan puesto estos comentarios que revelan la profundidad de fe y de enseñanzas que es como para llorar, que alegría ver cuan profundo es esto. creo que las altas esferas intelectuales y la sabiduría que mana, ha sido el no va más.
seguid asecendiendo de niveles en la fe, es que en el lecho de muerte de uno sale el tema del collar y la envidia... que lección más magistral
y que belleza de escena, ahora si creo en mohammed.

victor
04/07/2009, 10:12
salam wa3likum
Cuando Muhammad ya estaba en el lecho de muerte con su tercera esposa Aisha le dijo:
- Me tienes a mi, habibati. Aisha, sé que has mirado con envidia los collares que regalaba a mis demás esposas. La verdad es que pensé en encargar uno para ti. Pero nunca pude encontrar una piedra lo bastante preciosa para que expresara la naturaleza de nuestro amor. Espero que me perdonarás, mi pequeña Pelirroja.
- No hay nada que perdonar. Me has dado tu precioso amor. Es todo lo que necesitaba.
- Cuánto coraje tienes, mi esposa-niña. No, mi esposa-guerrera. Toma esta espada y úsala bien, habibati. Te será útil en la yihad que se aproxima.
- ¿Una guerra santa? Quraysh no volverá a atacarnos, aunque faltes tú. Nuestro ejército los aplastaría en un instante.
- Será como Allah disponga. Pero me refiero también a nuestras luchas internas.-Se retorció como si una antorcha encendida le hubiera quemado la piel, Aisha se estremeció de miedo--. Aisha --dijo con voz ahogada-- Ayúdame.
- Aisha, tu deseo se ha cumplido. Con tu caricia me has quitado el dolor que sentía.
- Loado sea Allah.-suspiro Aisha.-
-No hay más Dios que Allah.- luego exhaló un gran suspiro y se derrumbó en mi regazo, tan pesado como una piedra.
- Muhammad!!! Muhammad!!! Oh, Allah!!! ¿Por qué?.
--------------
La imposible tarea de creer en Mahoma si es así.
Este cuento de mahoma en el lecho de su muerte, ese dialogo que entabla mahoma y su tercera esposa, que hablen de la envidia, de collarines, de amor terrenal, y de novela rosa al estilo más bajo y ñoño jamás visto, liderado por presunto enviado, que a la hora de morir entabla temas relacionados en profundidad con la DUNYA despreciada en su relato, no deja de ser sorprendente.
Un hombre que antes de morir se fija en detalles estúpidos de ese mundo no puede venir de mensajero de nadie más de una falacia de …
Si este relato es cierto, os aseguro que da más vergüenza que otra cosa, que falta de seriedad y coherencia y ya no sigo más.
<solo este relato merece el desprecio más absoluto como insulto a la inteligencia hasta del más borrego de los humanos.
Creo que debe haber cierto control sobre esas atribuciones al menos que se mencione su fuente, solo para que no crea más islamofobia al menos entre los que nos es curiosos eso lo del Islam.

ya-sin
04/07/2009, 14:00
solo decirte que este relato, no es falso, sino que : no existe.
la ultima palabra del profeta sws : (...اللهم الرفيق الأعلى...) algo como: (mi señor! el lugar de cercania, el mas alto).

alamir
08/07/2009, 11:34
yo pienso que hay que citar las fuentes siempre que se escribe algo, asi no nos confundiremos ninguno, pero creo que Ya-sin esta en lo cierto con lo que ha escrito

abdal-lah
13/07/2009, 09:48
Iniciado por nabila1991
salam wa3likum
Cuando Muhammad ya estaba en el lecho de muerte con su tercera esposa Aisha le dijo:
- Me tienes a mi, habibati. Aisha, sé que has mirado con envidia los collares que regalaba a mis demás esposas. La verdad es que pensé en encargar uno para ti. Pero nunca pude encontrar una piedra lo bastante preciosa para que expresara la naturaleza de nuestro amor. Espero que me perdonarás, mi pequeña Pelirroja.
- No hay nada que perdonar. Me has dado tu precioso amor. Es todo lo que necesitaba.
- Cuánto coraje tienes, mi esposa-niña. No, mi esposa-guerrera. Toma esta espada y úsala bien, habibati. Te será útil en la yihad que se aproxima.
- ¿Una guerra santa? Quraysh no volverá a atacarnos, aunque faltes tú. Nuestro ejército los aplastaría en un instante.
- Será como Allah disponga. Pero me refiero también a nuestras luchas internas.-Se retorció como si una antorcha encendida le hubiera quemado la piel, Aisha se estremeció de miedo--. Aisha --dijo con voz ahogada-- Ayúdame.
- Aisha, tu deseo se ha cumplido. Con tu caricia me has quitado el dolor que sentía.
- Loado sea Allah.-suspiro Aisha.-
-No hay más Dios que Allah.- luego exhaló un gran suspiro y se derrumbó en mi regazo, tan pesado como una piedra.
- Muhammad!!! Muhammad!!! Oh, Allah!!! ¿Por qué?
De tonterias de este tipo que han puesto hay miles, una pena.
salam

abdal-lah
15/07/2009, 09:55
As-Salam `Aleikum:

¿Por qué hay tantos relatos, tan detallistas y además de contradictorios, que explican las ultimas palabras del Profeta -.s.a.a.s.- y no sabemos que enfermedad causo su muerte?

¿Acaso fue asesinado y nuestros imaginativos comentaristas han callado?

El Al- Qur`ân nos da ciertas pistas, os pongo solo dos pistas:

Obsérvese que está dos âyât fueron reveladas casi al final de la Revelación:
Interpreto que dice el Al-Cor`ân


LA REUNIÓN DE LOS CONSPIRADORES al-Haxar
Sura 59
101ª por orden cronológico de Revelación, según la Edición Egipcia. Título tomado de la ayât 2
Revelada en Madina.

¡…con el nombre de Al-lâh: El Omnicompasivo, El Omnimisericordioso...!

1. [todo] ¡Lo que hay en los Universos y en la Tierra glorifica a Al-lâh! ¡Y Él es Poderoso, El Sapientísimo!
2. Él es quien expulsó a quienes son kafar de la Gente del Libro, de sus casas, en la primera reunión de la conspiración (1). No creáis [vosotros] que iban a salir; y también ellos creían que sus fortalezas les protegerían de Al-lâh. ¡Pero Al-lâh les sorprendió por donde no lo esperaban! Y Él arrojó el terror en sus corazones. Destruyeron sus casas con sus propias manos y la de los mu`minîn. ¡Así pues, razonad! ¡Oh, los dotados de percepción!

(1) Es decir, que ha habido más.

3. ¡Y [sabed que] si no hubiera sido prescrito por Al-lâh la expulsión para ellos, los habría castigado en este bajo mundo! ¡Pero para ellos es el castigo de la otra vida!
4. ¡Porque ellos se han separado de Al-lâh y de Su enviado! ¡Y quien se separa de Al-lâh...! ¡En verdad, Al-lâh es fuerte en el castigo!
5. ¡Lo que vosotros cortásteis, pero las raíces [de la tiranía] la dejásteis, (2) lo hacíais con el permiso de Al-lâh, para humillar a los prevaricadores!

(2) Es decir: cortásteis con la tiranía de los ricos dirigentes, tanto de Makka como la de Madina, pero dejásteis las raíces de la tiranía, y éstas volverán a crecer

6. Al-lâh ha dado el âfâ`i (3) a Su Enviado y no a vosotros, porque no habéis contribuido ni con la caballería ni con los camellos, Al-lâh da a quien quiere, de sus Enviados, la autoridad para gobernar.

(3) Âfâ`i; es la confiscación de los bienes de los ricos, latifundistas, feudalistas, etc. obtenido sin combate. A diferencia de anfal, que son las rentas, o fondos públicos [anfal, véase sura 8, ayât 1 y 41 de la etapa de Madina], es decir, los beneficios que generan el ânfâ`i y el ganim [la confiscación, de los bienes acumulados por los ricos, y confiscados por la fuerza, es decir, en combate]. Ganim, véase la sura 8 ayât 69; etapa de Madina]. Así pues, los bienes públicos son para toda la ummat y que es un derecho preferencial para los allegados, los pobres, los huérfanos, las viudas, las divorciadas, los agobiados por las deudas, lo propagandistas del Islam, para los que luchando en el Camino de Al-lâh -s.w.t.- y han invertido sus personas y sus bienes se han quedado sin nada. Respetar este reparto es lo que se entiende por << dad o entregad la zakat>>.

7. ¡Al-lâh ha dado el ânfâ`i de las gentes [poderosas] de las ciudades-estado, a Su enviado! ¡Así pues, pertenece a Al-lâh y a Su enviado, y para su Gente, y para los huérfanos, y para los pobres y para el viajero...! (4) Para que no vaya a parar de nuevo a quienes de entre vosotros son ricos. (5) ¡Y, no aceptéis sino lo que el Enviado os dé, y lo que se os prohíba, dejadlo! ¡Y tened taqûa a Al-lâh! ¡En verdad, Al-lâh es muy fuerte en el castigo!

(4) El "viajero", es quien lucha en el Camino de Al-lâh -s.w.t.-; por la equidad, la justicia social, la igualdad, la libertad y la paz.
(5) Ganiyâ`i: ricos, opulentos. Es evidente que la existencia de una minoría de ricos lleva consigo la existencia de una mayoría de pobres, pues éstos acumulan y expolian los medios de vida a los demás que automáticamente se convierten en pobres. Resumiendo, lo que nos trata de decir esta ayât es que los bienes generados por la confiscación no violenta, producida por el proceso revolucionario, de las tierras o de los bienes que tienen acumulados los ricos se llama anfâ`i, y describe de quién son: de Al-lâh, es decir de todos, del Enviado -s.a.a.s.- como dirigente de la ummâ y que es encargado de repartir estos bienes, y de su Gente, es decir, de sus herederos que son quienes están legitimados para repartir y gestionar estos bienes, y como derecho preferencial a los huérfanos [o mujeres viudas con hijos o de huérfanos sin padre o huérfanos de padre y madre], y para los pobres, y para los viajeros en el Camino de Al-lâh y para los exiliados pobres, y que estos bienes públicos no para los ricos, que son quienes empobrecen a la gente. Pongamos un ejemplo: un opulento terrateniente, en territorio no musulmán, a consecuencia de la revolución islámica se le confisca sus tierras; como ésta son de Al-lâh -a.s.- [es decir, de todos] pasan a toda la comunidad [ummâ], los beneficios de esta confiscación que, en este caso no es violenta [anfâ`i], pasa a la gestión del Enviado -s.a.a.s.-, y cuando él no está, pasa a sus legítimos herederos; éstos, como dirigentes, ponen los beneficios generados [anfal] a disposición de toda la comunidad [ummâ] y como derecho preferencial a los huérfanos, pobres, indigentes, viudas, los viajeros, exiliados, etc. Como he escrito antes, la aplicación de estos principios sería lo que se entiende por <<estableced la zakat>> [véase la sura 98, ayât 5; etapa de Makka]. Con la aplicación verídica de la equidad, y la justicia social se debería de acabar con los ricos y evidentemente con la pobreza. Por esto los ricos árabes (y que se hicieron musulmanes hipocritamente) se opusieron tan violentamente a la revolución social que el Profeta -s.a.a.s.- emprendió en Madina.

8. [y también es] ¡Para los exiliados que son indigentes, (6) que fueron expulsados de sus hogares y despojados de sus bienes cuando buscaban el favor de Al-lâh y Su complacencia! ¡Sed solidarios -por Al-lâh- y con Su Enviado! ¡Ésos son los sinceros!

(6) Fuqarâ` [sing. faqîr]: necesitado, indigente, desheredado. Definición de este término. Véase la diferencia entre faqîr [indigente, necesitado] y masâkîn pobres en la sura 9, ayât 60; etapa de Madina


9. ¡Y [sabed que] aquéllos que están establecidos en la Casa y en el imân recibieron a los exiliados con amor, cuando a ellos llegaron! ¡Y no codician sus corazones lo que se les ha dado, no quieren nada más que descubrir a su "sí mismo”, aunque estén necesitados! (7) ¡Y quien se guarde de su propia codicia ...! ¡Así pues, ésos los que obtendrán el Éxito!

(7) Jasâdsat: necesitados, pobres, indigentes

10. Los que han venido después de ellos dicen: <<¡Señor nuestro! ¡Sé indulgente con nosotros y con nuestros hermanos que tuvieron imân antes que nosotros! ¡Y haz que en nuestros corazones no haya rencor contra los que tienen imân! ¡Señor nuestro! ¡En verdad Tú eres El Benévolo, El Misericordioso!>>.

11. ¿Acaso no has observado a los hipócritas, (8) cuando dicen a sus hermanos, aquéllos que son kafirûn de la Gente del Libro: —¡Si os expulsan, nos iremos con vosotros y nunca obedeceremos a nadie que nos mande algo contra vosotros! [y] ¡Si os atacan os ayudaremos! ¡Y [sabed que] Al-lâh es Testigo de lo que ellos se han lucrado!

(8) Clara referencia a los musulmanes que son hipócritas.

12. Pero, si son expulsados, no se irán con ellos, y si son atacados, no les ayudarán. Y aún suponiendo que les ayudaran, les volverían la espalda; después, ¡ellos no serán de los que se salven!
13. Vosotros les infundís más terror (9) en sus corazones que Al-lâh. ¡Ésa es la gente que no tiene conocimientos!

(9) Rahbat: pavor, temor, miedo. Este temor es diferente al de la ayât 16 y de la ayât 21 de está misma sura. El miedo a perder sus privilegios, ¿no es ese un motivo para asesinar?

14. ¡No combatirán unidos contra vosotros, sino en fortificaciones o protegidos por muros! Entre ellos hay profundas disensiones. Les creéis unidos, pero sus corazones están desunidos. ¡Estos, en verdad, son gente sin intelecto!

15. Igual que aquéllos que les precedieron, gustarán de las consecuencias del ejercicio de su poder. ¡Para ellos será el castigo doloroso!

16. Igual que el xaîtan, cuando dice al ser humano: — ¡Sé kafar! Y, cuando es kafar le dice:
— ¡Yo no soy responsable de ti, yo temo a Al-lâh, Señor de los Mundos!
17. ¡Así pues, su destino será el fuego, allí [estarán] eternamente! ¡Y [sabed que] ésta será la retribución para los opresores!

18. ¡Oh, quienes tenéis imân y tenéis taqûa a Al-lâh! ¡Y [sabed que] debéis de reflexionar sobre vuestro “sí mismo”, para el futuro!
19. ¡No seáis como aquéllos, que se olvidaron de Al-lâh! ¡Así pues, ellos se olvidaron de su “sí mismo”! ¡Ésos los que se corrompieron!

20. ¡No pueden equipararse los compañeros del fuego, con los compañeros del yannat! ¡Los compañeros del yannât son los que han triunfado!

21. Si hubiéramos hecho descender este Al-Qur`ân a una montaña, habrías visto a ésta desgarrarse del temor reverencial de Al-lâh. ¡Y éstos son representaciones simbólicas como ejemplos que proponemos a los seres humanos para que mediten!

22. ¡No existe más Divinidad que Él! ¡Él es Al-lâh, Quien conoce el Gaîb y el Testigo! ¡Él es Compasivo, Misericordioso!

23. ¡Él es Al-lâh, Quien -¡No existe más Divinidad que Él-, tienen la Soberanía Absoluta, El Puro, La Paz! ¡El Que Procura Y Confirma El Imân, El Protector, El Poderoso, El Dominador, El Magnificado! ¡Glorificado sea Al-lâh, está por encima de lo que le asocian!
24. ¡Él es Al-lâh, El Creador, El Hacedor, El Artífice! ¡Él tiene los Nombres más hermosos! ¡Lo que está en los Universos y en la Tierra Le glorifican! ¡Y [sabed que] Él es el Poderoso, el Sapientísimo!
continuara:

abdal-lah
15/07/2009, 11:24
Otra ayât que nos da más pistas:


LOS HIPÓCRITAS al-Munâfiqûn
Sura 63
104ª por orden cronológico de Revelación, según la Edición Egipcia. Título tomado de la ayât 1
Revelada en Madina.


¡…con el nombre de Al-lâh: El Omnicompasivo, El Omnimisericordioso...!

1. Y cuando los hipócritas vienen a ti, dicen: — ¡En verdad, somos testigos de que tú eres el Enviado de Al-lâh!
¡Al-lâh sabe que tú, en verdad, eres Su Enviado! ¡Y Al-lâh es Testigo de que los hipócritas mienten!

2. Han tomado el imân como cobertura, [para] desviar a los demás del Camino de Al-lâh. ¡En verdad, ellos no son de los que tienen el conocimiento!

3. Porque primero tuvieron imân; [pero] después fuerón kafirûn, (1) porque su orín ensucia sus corazones. ¡Así pues, ellos no son inteligentes!

(1) Kafurûn: son aquéllos que, conociendo la Verdad [al- haqq: la verdad, el derecho, la justicia], la niegan, ocultan, tapan, esconden, manipulan” y luchan contra ella invirtiendo sus fortunas; véase el concepto en la introducción.

4. Y cuando les ves, te asombras de su gran engreimiento, y cuando dicen algo, la gente les escucha. Ellos son [como] maderos tiesos citando tradiciones de opiniones que gritan sobre ellos [sobre los demás]. ¡Ellos son el enemigo! Así pues, ¡tened mucho cuidado! (2) — ¡Que Al-lâh acabe con ellos! ¡Pero cómo mienten!

(2) “Guardáos de... [ellos], tened precaución de... [ellos], desconfiar de... [ellos]. Así pues, según el Glorioso Al-Qur`ân los peores enemigos de los musulmanes, son los musulmanes hipócritas.

5. Y cuando a ellos se les dice: — ¡Venid [arrepentidos], que el Enviado pedirá la indulgencia para vosotros!, pero vuelven la cabeza y les ves que se apartan con orgullo, [con] soberbia.

6. Es igual que pidas el perdón para ellos o que no. Ellos no tendrán la Indulgencia de Al-lâh. ¡En verdad, Al-lâh no guía a las gentes que corrompen!

7. Son ellos quienes dicen: [a la gente:] — ¡No deis salida de los bienes, para quienes están junto al Enviado de Al-lâh, (3) hasta que no tengan nada [y así se desentiendan de él]!
Y [sabed que] de Al-lâh son los tesoros (4) de los Universos y de la Tierra, pero los hipócritas no son inteligentes.

(3) Se refiere a los pobres y a los necesitados que el Profeta -s.a.a.s.- protege en virtud de ser él el responsable de la administración de la ummâ y les entrega el quinto de las rentas; véase la sura 8, âyât 1- y 41; etapa de Madina.
(4) "Tesoros" son los bienes que Al-lâh -s.w.t.- ha dado a todos. Por "es de Al-lâh" entiendo que son de todos y no de unos pocos. Puesto que si existe la miseria y la pobreza es porque una minoría acumula los bienes que son de todos.


8. Ellos dicen: — ¡Pero si volvemos a Madina (5) nos expulsarán los poderosos de allí, nos sojuzgarán!

(5) al-Madinat: normalmente se entiende por “ciudad”, pero a lo que se están refiriendo es: <<Si desistimos de luchar por la Madina -el sistema económico-social de igualdad y de repartición los bienes y de devolución a sus verdaderos propietarios, es decir, a todos-, los poderosos caerán sobre nosotros>>. Por lo tanto, entiendo por “Medina” a un sistema de gestión en el cual debería reinar la equidad, justicia social, es decir, la Madina Ideal o utópica. Por esto al-Fârâbî llamaba al sistema de gestión de la ummâ: la Madina Ideal.

Y [recodad que] Al-lâh tiene El Poder y Su Enviado y también los mu`minîn. ¡Y [sabed que] los hipócritas no tienen los conocimientos!

9. ¡Oh, quienes tenéis imân! ¡Ni que vuestras riquezas ni que vuestros hijos os distraigan del recuerdo de Al-lâh! ¡Y quien haga esto, también es de los que fracasarán!

10. Y [recordad que] debéis de dar salida de lo que se os ha dado antes de que la muerte venga a uno de vosotros, y entonces éste diga: — ¡Señor mío! ¿Por qué no me das algo más de tiempo, para que sea de los sinceros y sea de los que luchan por lo que es justo?

11. Y [sabed que] Al-lâh no da ningún plazo, cuando a una persona le llegue su fin. ¡Y Al-lâh está bien informado de lo que hacéis!

Bueno ya veremos si continuamos.......