PDA

Ver la Versión Completa : Simulación de Invierno, poema de Oscar Portela



oski2
31/03/2009, 08:24
Simulación de Invierno

a Luís Gregorich, maestro
por Oscar Portela

No es el invierno no.
Es la ilusión del gran invierno
Que en la niñez venía como un duende
A aposentarse aquí. Larguísimo.
.
Sin embargo finito.
.
Lejos del infinito invierno es espejismo
De aquel invierno lleno de murmullos y pasos.
.
De insomnios y de bronquios azotados por feroces
Homúnculos y hienas.
.
Pero en esta quietud zozobra el alma.
Vuelven los sueños. Y el ser es donación
Del tiempo dado.
.
Estamos hechos de la madera
De los sueños Píndaro. Tú lo dijiste.
.
Aquí se alimento mi cuerpo.
Aquí madre ternura se aposentó en mi alma
Ya para siempre.
.
Aquí vigilias y fantasmas se adueñaron
De mí domeñándolo todo.
.
Un destino fijado y atado a la memoria
De osadías que prohijó el deseo.
.
Que dulce cárcel es este falso invierno Luís.
Créamelo. Y sin embargo insiste en
Devolverme todo lo sucedido. Todo.
.
De aquí surgí como el espino.
De los esteros y llanurales bárbaros.
.
Mas Prospero venía como un auriga
Faustico a llevarme en Pegazo hacia otros ponientes.
.
Pero insiste el invierno con sus sombras extrañas
Yese feróz presagio.
.
Solo queda el color de la pasión
Y el canto de una serenidad inexistente.
.
Solo el invierno insiste.
.
Y el Eterno Retorno es solo "ritornelo".
No hay nada idéntico que se repita.
.
Es lo "mismo". Lo "extraño". "Lo diverso".
Y aquí habla el deseo de la repetición
Que nos ahoga con sus sueños perversos.
.
Dormir, dormir, dormir. Así dice el invierno.
.
El despertar es vano. Y sin embargo el sol
Deslumbrante se acerca y el verano viene hacia mí
Y me dice levántate y desea.
.
Desea el agua. La luz del cielo. El verde.

Y ama su cuerpo todo. Su denudes.
Su magia.El cuerpo es el deseo.
La desnudes es el verano. Y el agua es un espejo.
.
Ahora que no estoy ya solo sueño. Más son
Claros mis sueños. Y el invierno esta aquí
Como una pregunta.
.
Ya volverá el verano sobre mi ausencia plena.
Y seguiré soñando con su rostro y su pena.