PDA

Ver la Versión Completa : Origen: Tener Salud- Remedios naturales contra el mal aliento.



mikonos
14/11/2012, 07:36
Remedios naturales contra el mal aliento

Los productos refrescantes para el aliento que se venden en el supermercado enmascaran momentáneamente el mal aliento sin atacar su causa.

Pero para acabar con el mal aliento es necesario tratarlo de raíz.

El mal aliento no suele ser un problema local, originado en la boca. Normalmente está provocado por una digestión incompleta en el estómago y por la fermentación de alimentos en los intestinos. Las infecciones por hongos (Candida albicans), acumulaciones de metales pesados (como mercurio), indigestión, el mal funcionamiento de los riñones o del hígado e incluso desórdenes pulmonares también pueden ser su causa.

Se acumulan compuestos sulfurosos en las vísceras y su cuerpo se libra de ellos evacuándolos por los pulmones y, por lo tanto, a través del aliento.

Por fortuna, este problema a menudo puede tratarse con simples productos naturales desprovistos de todo peligro para el organismo.


Un tubo digestivo sano
La primera regla es limpiar su tubo digestivo. Ingiera más fibras solubles, como el psilio, del que puede tomar una cucharada sopera disuelta en un vaso de agua por la mañana y por la tarde para limpiar su colon.

Beba regularmente agua. Atención, no estoy diciendo que tenga que saturarse de agua tal como recomiendan las autoridades sanitarias, que querrían convertirnos en plantas verdes tropicales.

El exceso de agua es malo para la salud, ya que elimina valiosos minerales presentes en sus órganos. En cambio, beber un gran vaso de agua por la mañana 10 minutos antes del desayuno es una excelente manera de purificar sus riñones. Durante el resto de la jornada, un vaso de agua en cada comida y una taza de té verde dos veces al día son más que suficientes, a menos por supuesto que esté realizando un ejercicio físico intenso o haga mucho calor.

Seguirá tanto mejor estas primeras reglas en la medida en que elija alimentos que contengan fibra... y agua. Un ejemplo claro es la ensalada verde, pero también la contienen las frutas, las hortalizas crudas, los brotes y las habas.


Una buena flora intestinal
Para funcionar bien, su tubo digestivo necesita una flora intestinal de calidad. Y así será si cultiva en él buenas bacterias, consumiendo regularmente "probióticos", bacterias que se denominan de este modo porque "favorecen la vida".

Tome a diario un complemento de Lactobacillus acidophilus (disponible en las tiendas bio) o consuma productos que lo contengan, como el kéfir. Estas bacterias “buenas” facilitarán su digestión y eliminarán las malas bacterias que producen gases malolientes.


Factores agravantes
El ajo y la cebolla, que contienen muchos componentes sulfurosos, provocan mal aliento.

Las personas que digieren mal la lactosa (el azúcar de la leche) -que son muchas- pueden tener mal aliento cuando consumen productos lácteos.

Una mala higiene bucal no facilita las cosas: la acumulación de placa dental, la caries, las enfermedades de las encías y los restos de alimentos que se pudren entre los dientes son factores agravantes.

Así pues, tiene la posibilidad de mejorar su estado actuando sobre todos estos factores.

Una vez que haya hecho todo ello, habrá tratado el fondo del problema. Ahora bien, puede no ser suficiente en todos los casos. ¡Y es aquí donde puedo aportarle información verdaderamente útil!


¡Su madre tenía razón!
Seguramente recuerda que su madre ponía una buena dosis de perejil en los platos que llevaban mucho ajo.

El motivo es que el perejil contiene muchísima clorofila, ese pigmento verde que confiere su color característico a las hojas y las plantas. Y la clorofila es un potente desodorante natural para el organismo.

En 1950, el Dr. Howard Westcott publicó las conclusiones de un estudio que había llevado a cabo sobre pacientes anémicos, durante el cual pudo constatar que el olor de la orina de quienes habían tomado clorofila era mucho menos fuerte.

Supuso entonces que la clorofila atenuaba el mal aliento y los olores corporales, un hecho que verificó en el curso de una pequeña prueba informal que realizó con otros médicos y enfermeras.

Les hizo tomar zumo de cebolla (una práctica afortunadamente poco extendida) y constató que el olor disminuía enormemente en aquellos que después realizaron enjuagues bucales con clorofila.

No hizo falta más para desencadenar un movimiento mundial a favor de los chicles y los dentífricos de clorofila.


Doble efecto de la clorofila
La razón del poder de la clorofila para combatir el mal aliento es doble.

En primer lugar, suprime los olores en la boca y en la garganta. Pero en segundo lugar -y esto es lo más interesante- la clorofila es fuertemente alcalina, lo que quiere decir que tiene un efecto beneficioso sobre las vías digestivas, al regular la producción de bacterias y desintoxicar el cuerpo.

La actividad desintoxicante de la clorofila en el flujo sanguíneo tiene un efecto purificante sobre todo el cuerpo que refresca el aliento.

Pero atención: muchas personas confunden la menta con la clorofila.

La menta, así como los enjuagues bucales de menta, no hacen nada para combatir el mal aliento. Se limitan a enmascarar el olor, sin atacar las causas internas del problema.

Además, según estudios realizados en los últimos años en la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, la utilización diaria de enjuagues bucales tiene consecuencias en:


El riesgo de cáncer de boca.
La erosión del esmalte dental.
El aumento de la sensibilidad de los dientes.
Sin embargo, el aspecto más molesto de los enjuagues bucales es que pueden agravar sus problemas de aliento. Esto se debe a que suelen contener alcohol, que mata masivamente las bacterias presentes en su boca. El efecto inmediato es que el aliento mejora, pero el efecto a largo plazo es que el espacio liberado es rápidamente colonizado por malas bacterias. Por lo tanto, recurrir a enjuages bucales contra el mal aliento no hace sino incrementar el círculo vicioso.

La clorofila, sin embargo, no produce ningún “efecto dominó” de este tipo; al contrario, actúa de modo positivo sobre la salud general, ya que tiene también propiedades anticancerígenas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Contiene asimismo muchos nutrientes esenciales: vitamina A, C, E y K, ácido fólico (B9), hierro, calcio y magnesio.

Tiene un potente efecto quelante, es decir, se une a los metales pesados, como el mercurio, y los evacúa del cuerpo.

Como cabría esperar, encontrará gran cantidad de clorofila en las hortalizas verdes y en las algas. El mate (infusión que se consume en Sudamérica) es una de las fuentes conocidas más ricas en clorofila.


Eneldo, alfalfa y perejil
Masticar granos de eneldo es otra manera excelente de atenuar el mal aliento, al igual que tomar granos de anís –de sabor parecido al eneldo- al final de cada comida. Por último, puede elegir tomar complementos alimenticios a base de clorofila: la dosis estándar es de 1 cucharadita de granulado o un comprimido de 100 mg al día después de cada comida.

Si elige tomar un complemento de clorofila en forma líquida, como la alfalfa líquida, es posible tomar hasta una cucharada sopera o de 500 a 1.000 mg al día. El líquido debe estar diluido en zumo o en agua.

Sin embargo, yo personalmente prefiero el remedio de nuestras madres: el perejil. Si toma hojas de perejil con la comida, éstas acompañarán a los alimentos a lo largo de la digestión, produciendo así su efecto refrescante allí donde hace falta y cuando hace falta.


Y para terminar, el punto de vista del Dr. Gérard Mégret*
"Ya saben que el lenguaje médico adora los términos pomposos y difíciles de comprender.

El 'mal aliento' no escapa a esta norma, ya que nosotros lo llamamos en nuestra jerga 'halitosis'. Hay que decir que no se trata de una enfermedad en sí misma, sino de un síntoma incluido en el marco de una enfermedad (como la fiebre en relación con la gripe, por ejemplo).

A propósito del mal aliento, se puede suscribir esta verdad esencial aplicable a (casi) todos los ámbitos de la medicina: vale más tratar la causa que sus efectos.

Sus múltiples orígenes (bucal, otorrinolaringológico, broncopulmonar y digestivo) se han expuesto ya suficientemente. Quizá deba añadirse a éstos un elemento importante, que depende de cada persona y sobre el cual cualquier posible acción está más limitada: el pH ('la acidez') de la saliva. Por otra parte, diversos estudios recientes han tenido en cuenta otra posible causa, más difícil de demostrar, pero que puede tratarse con éxito: la Helicobacter pilori, una bacteria también responsable de un gran número de úlceras de estómago y duodeno.

Pero antes de llegar a la fibroscopia gástrica, comience por aplicar los sencillos consejos que le han dado antes".

¡A su salud!

Juan-M. Dupuis

******************************

livamu
14/11/2012, 09:42
Hola mikono! ¿qué información me puedes pasar acerca de la artritis reumatoide? me interesa sobre todo lo que sea combatirla de una manera natural. Un saludo.

amr
14/11/2012, 23:02
Cabría añadir al texto de mikonos como una fuent importante de acumulación de bacterias la lengua. En ella descansan una ingnte cantidad de bacterias rsponsables del mal aliento, sobre todo en la zona anterior pero que tiene fácil limpieza con un cepillo especial.

También señalar que en efecto, hay unas algas muy ricas en clorofila, tal es la espirulina. De sabor fuerte y cierto parecido con el pimentón, tiene un color verde intenso en su presentación en estado molido, como intenso es su sabor y no precisamnte agradable si se toma directamente. La mjor forma de tomarla es espolvorenado el equivalente al de una cucharilla de café sobre las ensaladas verdes, y combinan muy bien con las judías cocidas o al vapor, en gneral, sobre otras verduras, entonces ese sabor a río se torna vivo que realza el sabor. Muy digestiva, ayuda en silencio y en paz a los intestinos, mejora la salud desde el primer momento, y puede tomarse a diario.

Sobre los procesos reumatoides lo único que conozco que ayuda y en cualquier caso nunca perjudica es el magnesio, evitando en lo posible que se tome en forma de sal, es decir, lo que se vende como cloruro de magnesio, ya que el cloro perjudica más que benficia. Existe tambié otra alga rica no, muy rica en magnesio, que es la chlorella, al igual que su prima la espirulina, posee ese sabor característico a río, que puede rsultar chocante al paladar, sobre todo si se trata de tomarse diluida simplemnt en agua, entonces es como mter un vaso en un pantano cenagoso y beberlo. No se debe tomar así. Yo recomendaría espolvorearla sobre otras verdurs verdes crudas (ensaladas) o cocidas o al vapor, siguiendo con el aliño habitual. n estos casos, el sabor final es mucho más aut´ntico.

Salam

mikonos
15/11/2012, 13:05
Hola Livanu.

Me han hablado bien de este sistema. PAR BIOMAGNÉTICO.

El investigador que lo descubrió fue: Dr. Isaac Goiz Durán. Pedí dos libros a México : El Fenómeno Tumoral y el Par Biomagnético. Universidad Autónoma de Chapingo. Programa Universitario de Medicina Tradicional y Terapéutica Naturista. Centro de investigación de Biomagnétismo Médico, S.C.. Pero todavía no he empezado ha leerlos. Te mando este escrito que he encontrado en internet. Cuando tenga más información la enviaré.
Un abrazo.

Par Magnético,también llamado biomagnetismo, es una terapia natural revolucionaria por su eficacia terapéutica que no presenta efectos secundarios y que consiste en la aplicación de imanes de mediana intensidad en distintas zonas del cuerpo con el objetivo de equilibrar el pH (potencial de hidrógeno), cuyo desequilibrio origina la mayoría de los problemas de salud que conocemos. Al crear un pH neutro se eliminan virus, bacterias, hongos y parásitos, responsables de estos padecimientos.
El pH es una escala numérica que mide el grado de acidez o de alcalinidad de una sustancia o solución. Se mide en una escala de 0 a 14. Números más altos de 7 significan mayor alcalinidad y números más bajos indican mayor acidez. Cuando el pH de nuestro cuerpo se vuelve más ácido de lo normal aparecen las llamadas “enfermedades”. Estas se crean siempre en un terreno ácido. Con los imanes conseguimos que nuestro cuerpo alcance un pH de 7 (neutro), haciendo, de esto modo, que la enfermedad desaparezca.
Para la terapia del Par Biomagnético no se utilizan equipos tecnológicos con electricidad, invasivos o dolorosos, sino dos simples imanes que colocados en puntos específicos de nuestro cuerpo, permiten restablecer la salud perdida.
Hasta un 95% de los pacientes tratados con todo tipo de patologías, tanto físicas como psicológicas, han mejorado sustancialmente o se han curado. Lo habitual es que el tratamiento requiera entre una y cuatro sesiones, en función de la evolución de cada persona.
Las patologías que trata son muchas, pero las más frecuentes suelen ser:
• Gases.
• Trastornos de la menopausia.
• Colon irritable.
• Gastritis.
• Insomnio.
• Hepatitis.
• Dolor de espalda.
• VIH.
• Estreñimiento.
• Dolor de caderas.
• Reumatismo.
• Dolor abdominal.
• Dolores de cuello.
• Fibromialgia.
• Vientre hinchado.
• Dolores de cabeza.
• Alzheimer.
• Dermatitis.
• Dolores de rodillas.
• Colitis ulcerosa.
• Artritis reumatoide.
• Contracturas musculares.
• Enfermedad de Crohn.
• Artrosis.
• Dolor de hombros y brazos.
• Parkinson.
• Herpes.
• Alergias.
• Varices.
• Piernas hinchadas.
• Ciática.
• Lupus eritematoso.
• Infertilidad.
• Esclerosis múltiple.
• Acné.
• Psoriasis.
• Enfermedades psicológicas (depresión, ansiedad, irritabilidad, epilepsia, etc).
• Enfermedades del aparato respiratorio (asma, bronquitis, etc).
• Enfermedades cardiovasculares (hipertensión, taquicardias, arritmias, etc).
Durante la terapia la persona puede no sentir nada o bien sentir una ligera vibración provocada por la corriente magnética que pasa desde un imán al otro a través del cuerpo, que en ningún caso causa dolor ni malestar.
Este tratamiento permite corregir nuestros problemas de salud porque ataca directamente la causa o etiología, por lo cuál es posible en muchos casos un restablecimiento completo sin recaídas.
Este sistema terapéutico, desarrollado por el Dr. Isaac Goiz Durán a partir de 1988, se basa en el reconocimiento de puntos de energía alterados en el organismo humano que en conjunto provocan una enfermedad. Este reconocimiento se realiza con imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en distintas zonas del cuerpo humano como si se tratara de un rastreo o escaneo Biomagnético. Una vez reconocidas y confirmadas dichas zonas en su potencial energético –que corresponden a órganos y tejidos que sufren la distorsión-, el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos durante 15 minutos a cada persona y generalmente los aplica simultáneamente.
Las enfermedades se localizan en los órganos o en los tejidos en desequilibrio entre cargas positivas y negativas. Si se corrige la alteración, desaparece el problema, ya que se vuelve al punto de equilibrio.
Se procede al rastreo de los órganos estudiados con el polo norte o negativo del imán. Lo normal es que un polo positivo solo haga resonancia biomagnética con un polo negativo y que ambos se estén retroalimentando energéticamente.
El hemicuerpo izquierdo se mantiene fijo en su dimensión en tanto que el derecho es el que nos va a dar las manifestaciones de elongación o contracción con lo que podemos definir cualitativamente el órgano alterado, su polaridad, actualmente la presencia de 300 pares biomagnéticos plenamente identificados y el tratamiento efectivo de estos pares.
Rastrearemos los polos biomagnéticos con el paciente en decúbito supino sobre una base firme y especialmente de madera o material aislante para evitar interferencias con los imanes. La ropa debe ser ligera y preferentemente de algodón; también puede hacerse sobre ropa ligera sintética. El paciente deberá dejar puestos los zapatos, que deberán ser cerrados y no quedar flojos, ya que estos permiten valorar el acortamiento o la elongación del miembro inferior derecho. Se procede a rastrear los puntos de diagnóstico con el polo negativo del imán. En cada uno de los puntos se comprueba la dimensión de la pierna derecha para lo cual se toman los talones del paciente y se levantan las piernas unos 30° donde es más palpable cualquier alteración. Si encontramos algún punto alterado, las extremidades inferiores van a tener una diferencia que oscila desde un centímetro hasta más de cuatro centímetros. Una vez encontrado uno de los polos se procede a encontrar su contraparte de acuerdo a la lista de pares biomagnéticos estudiados.
Al poner los imanes positivo (+) y negativo (-) se comprueba que los miembros inferiores recuperen su simetría normal. Se aplican los imanes durante quince minutos para conseguir la despolarización de los órganos y restituir el equilibrio del pH en los diferentes órganos afectados.
Por último, se comprueba la efectividad del tratamiento quitando el imán positivo (+) y revisando la simetría con el método antes indicado (levantando las piernas del paciente).
El Par Biomagnético es compatible con cualquier otra forma de terapia (Homeopatía, Naturopatía, Flores de Bach, Acupuntura, etc). También puede utilizarse simultáneamente con tratamientos de la medicina convencional, excepto con quimioterapia y radioterapia por estar contraindicado.

amr
17/11/2012, 18:31
Aunque este link conduce a un vídeo, habla sobre remedios naturales para la prevención de enfrmedades tales como artritis, colitis ulcerosa, alzheimer, cancer, etc.

http://www.webislam.com/videos/79751-alberto_marti_bosch_explica_como_afrontar_el_cance r_de_forma_holistica.html