PDA

Ver la Versión Completa : Libro. Siendo nadie, yendo a ninguna parte



mikonos
01/11/2012, 13:50
Libro. Siendo nadie, yendo a ninguna parte. Meditaciones budistas.Indigo. Ayya Khema.

Pequeño párrafo:

Imaginad que probaráis una comida buenísima y que supiera excelentemente, y que dijerais:" Es muy buena".
Vuestro amigo entonces os invitaría asi: "Bien, si te gusta tanto, sigue comiendo, por favor. Puedes quedarte aquí y seguir comiendo desde ahora hasta mañana por la mañana". ¡Qué sufrimiento mental y físico" El único modo de disfrutar de una comida es si dura veinte o veintecinco minutos.

Lo mismo puede aplicarse a las otras satisfacciones sensuales. SI duran demasiado, ya no son placenteras. Sin embargo, es lo que todo el mundo busca: satisfacción sensual momentánea. La gente incluso se emborracha buscando placer, que evidentemente dejar de ser una sensación placentera cuando están ebrios.. Todos los intentos de buscar felicidad a través de los sentido están condenados al fracaso.

Los sentidos no son sino manisfestaciones físicas- oídos, vista, nariz etc. que tienen una conciencia sensual. No hay nada personal en ellos, na esencialmente sano o insano. A través de ellos no se crea buen o mal Kamma. El mal Kamma se crea en la mente, al querer consevar y renovar los placeres sensuales.

Karma en sanscrito y Kamma en pali.

mikonos
17/11/2012, 15:20
De nuevo os transmito otro pequeño párrafo de libro:

Cómo de obrar aquél que es capaz de lo saludable para ganar el estado de sosiego, es así:
debe ser hábil, integro, sincero y sin orgullo, afable, apacible y muy contento, fácilmente satisfecho y no envuelto en excesiva actividad, y frugal en su modo de vida con los sentidos en calma, inteligente y no osado, sin ser mezquino cuando esté con otros, absteniéndose de seguir los caminos que los sabios censuran y teniendo siempre presente este pensamiento: "Que todos los seres vivan felices y libres de todo daño y que sus corazones se regocijen en su interior."

Que nadie sea la ruina la ruina del otro
ni desprecie a otro de ningún modo ni en ningún lugar;
que no se deseen mutuamente ningún mal
por causa de la provocación o de la enemistad.

Fin de la cita del libro : Siendo nadie, yendo a ninguna parte.

La pregunta que viene a mi corazón y mente es. ¿ Nos es posible recuperar estos valores en estos momentos o es una utopía para las personas actuales?

Creo que hasta ahora la ley que nos rige es la del más fuerte, la competencia, la ley del mínimo esfuerzo, el todo vale y todo es justificable, el pez grande se come al pequeño, el acumular cosas, dinero, pertenencias aunque no nos hagan falta, cuando tengo fuerza arraso con todo y no respeto nada, y cuando soy viejo o tengo menos fuerza, creo una barrera, pongo un foso entre mi y el resto porque no quiero que hagan conmigo lo que yo hice cuando era fuerte, y luego me quejo por que estoy sólo y la pregunta es: ¿Quién fue el que corto la comunicación con la Vida? ¿Quién tuvo la culpa de mi soledad?.

¿ Es una ley la oferta y la demanda? ¿O es algo que algunas personas manejan a voluntad sin importarle lo que le ocurra a la humanidad, pensando en enriquecerse?




Bueno me estoy poniendo trágico.

mikonos
18/11/2012, 16:27
Sigo leyendo y he encontrado otro párrafo que me gusta y os hago participes de el hallazgo: página 76.

Piensa en alguien que te sea antipático, o con quien has discutido, que te crea problemas o que no consideras tu amigo. Piensa en esa persona con gratitud, como tu maestro, que te ayuda a ver tus propias reacciones. Deja que tu corazón vaya hacia esa persona porque también ella tiene dificultades. Perdona y olvida. Haz de él o ella tu amigo/a.

Vuelve a centrarte en ti mismo. Siente la alegría surgiendo de ti por haber hecho el esfuerzo adecuado, la felicidad que viene del amor y el´júbilo que viene a dar. Se consciente de esos sentimientos, percibe la calidez que crean en ti y a tu alrededor.

A veces ante determinados comentarios de las personas de nuestro entorno, nuestro yo animal se siente herido y puede reaccionar de manera desmedida, tal vez nos sentimos descubiertos y afilamos nuestras uñas y nos proyectamos para que evitar que eso que tenemos en nuestra biblioteca privada individual y que posiblemente no nos gusta sea descubierto. Pero me pregunto: cuando vamos al médico a una revisión rutinaria y nos descubre una enfermedad en el físico, nos ponemos contentos y buscamos la forma de curarnos. Porque cuando un amigo/a nos dice algo que no nos gusta y nuestra reacción es desmedida, lo cual anuncia una enfermedad psicológica, no le damos la gracias ya que sin cobrarnos nos ha descubierto la enfermedad y la posibilidad de curarnos.

mikonos
19/11/2012, 09:01
Al hilo de estas lecturas me viene la pregunta:¿Qué diferencia hay entre una reacción y una acción? ¿Qué hace la vida más saludable la reacción que casi siempre es automática o la acción bien meditada?

Hace mucho tiempo conocía a un matrimonio de Triana con niños, y recuerdo que la madre antes de llamarle la atención a los niños, incluso darle un cachete, les contaba 1,2, 3, contaba despacio para que tuvieran tiempo de rectificar, no reaccionaba de inmediato y aplicaba la corrección , al contar ella se tranquilizaba y los niños tenían espacio para cambiar de actitud.

Un abrazo

amr
19/11/2012, 21:32
Al hilo de estas lecturas me viene la pregunta:¿Qué diferencia hay entre una reacción y una acción? ¿Qué hace la vida más saludable la reacción que casi siempre es automática o la acción bien meditada?

Hace mucho tiempo conocía a un matrimonio de Triana con niños, y recuerdo que la madre antes de llamarle la atención a los niños, incluso darle un cachete, les contaba 1,2, 3, contaba despacio para que tuvieran tiempo de rectificar, no reaccionaba de inmediato y aplicaba la corrección , al contar ella se tranquilizaba y los niños tenían espacio para cambiar de actitud.

Un abrazo

Muy buena reflexión. De hecho, conviene ir un paso más allá y pedir que se la trate como terapia autorflexiva para incrementar, a la vez que mejora, el crecimiento personal. Y no resulta tan fácil m refiero a la mayoría de las personas, traten de ponerla en práctica. Es esto a lo que se mnciona tanto en El Coran, y enunciado en numerosos hadices que tratan la paciencia como una de las virtudes más elevadas.

Salam