PDA

Ver la Versión Completa : Carta dirigida al Presidente de los Estados Unidos de América (Kha*li*fa*tul Masih V)



la verdad
16/06/2012, 03:01
Pre*si*dente Barack Obama
Pre*si*dente de los Esta*dos Uni*dos de Amé*rica
La Casa Blanca
1600 Pennsyl*va*nia Ave*nue NW
Washing*ton D.C.

08 De marzo de 2012

Esti*mado Señor Presidente,



A la luz de la situa*ción per*tur*bante en desa*rro*llo en el mundo, sentí que era nece*sa*rio para mí diri*girme a usted, como usted es el Pre*si*dente de los Esta*dos Uni*dos, un país que es una super*po*ten*cia mun*dial, y por lo tanto tiene la auto*ri*dad para tomar deci*sio*nes que afec*ta*rán el futuro de su nación y el mundo en general.

Hay actual*mente gran agi*ta*ción e inquie*tud en el mundo. Gue*rras a pequeña escala han esta*llado en cier*tas áreas. Lamen*ta*ble*mente, las super*po*ten*cias no han tenido tanto éxito como estaba pre*visto en sus esfuer*zos por esta*ble*cer la paz en estas regio*nes afec*ta*das por el con*flicto. Todo el mundo, nos encon*tra*mos con que casi todos los paí*ses está invo*lu*crado en acti*vi*da*des para apo*yar, o se opo*nen a otros paí*ses; Sin embargo, no están siendo cum*pli*das las exi*gen*cias de la jus*ti*cia. Es con pesar que si ahora obser*va*mos las cir*cuns*tan*cias actua*les del mundo, nos encon*tra*mos con que ya se han puesto los cimien*tos para otra gue*rra mun*dial. Como muchos paí*ses, gran*des y peque*ños, tie*nen armas nuclea*res, ren*co*res y las hos*ti*li*da*des están aumen*tando entre las Nacio*nes. En tal situa*ción, la ter*cera gue*rra mun*dial se cierne casi seguro que tene*mos ante nosotros. Esa gue*rra impli*ca*ría segu*ra*mente gue*rra ató*mica; y por lo tanto, asis*ti*mos a la cabeza mun*dial hacia una des*truc*ción ate*rra*dora. Si se ha seguido un camino de equi*dad y jus*ti*cia des*pués de la Segunda Gue*rra Mun*dial, no sería pre*sen*ciando el estado actual del mundo actual mediante el cual se ha con*ver*tido en envuelto en las lla*mas de la gue*rra una vez más.

Como todos sabe*mos, que las prin*ci*pa*les cau*sas que con*du*je*ron a la Segunda Gue*rra Mun*dial fue*ron el fra*caso de la Liga de las Nacio*nes Uni*das y la cri*sis eco*nó*mica, que comenzó en 1932. Hoy, líder esta*tal de eco*no*mis*tas que exis*ten nume*ro*sos para*le*lis*mos entre la actual cri*sis eco*nó*mica y la de 1932. Obser*va*mos polí*ti*cos y pro*ble*mas eco*nó*mi*cos han lle*vado una vez más a las gue*rras entre las Nacio*nes más peque*ñas y a la dis*cor*dia interna y des*con*tento cada vez estra*gos den*tro de estos paí*ses. En última ins*tan*cia, esto resul*tará en cier*tas poten*cias emer*gen*tes a la cabeza del Gobierno, que nos lle*vará a una gue*rra mun*dial. Si en los paí*ses más peque*ños con*flic*tos no pue*den resol*verse a tra*vés de la polí*tica o la diplo*ma*cia, con*du*cirá a nue*vos blo*ques y agru*pa*cio*nes para for*mar en el mundo. Este será el pre*cur*sor para el esta*llido de una ter*cera gue*rra mun*dial. Por lo tanto, creo que ahora, en lugar de con*cen*trarse en el pro*greso del mundo, es más impor*tante y fun*da*men*tal, que urgen*te*mente aumen*tar nues*tros esfuer*zos para sal*var al mundo de esta des*truc*ción. Hay una nece*si*dad urgente de la huma*ni*dad a reco*no*cer su único Dios, que es nues*tro crea*dor, siendo este el único garante para la super*vi*ven*cia de la huma*ni*dad; de lo contrario, el mundo seguirá a la cabeza rápi*da*mente hacia la autodestrucción.

Pido a usted y a todos los líde*res mun*dia*les, es que en lugar de usar la fuerza para repri*mir a otras nacio*nes, uti*li*zar la diplo*ma*cia, el diá*logo y la sabi*du*ría. Las prin*ci*pa*les poten*cias del mundo, como Esta*dos Uni*dos, deben desem*pe*ñar su papel en el esta*ble*ci*miento de la paz. No debe uti*li*zar los actos de los paí*ses más peque*ños como un pre*texto para per*tur*bar la armo*nía mun*dial. Actual*mente, las armas nuclea*res no son sólo poseí*das por los Esta*dos Uni*dos y otras poten*cias; en su lugar, incluso rela*ti*va*mente peque*ños paí*ses ahora poseen tales armas de des*truc*ción en masa, donde aque*llos que están en el poder a menudo son líde*res gati*llero que ley sin pen*sa*miento o exa*men. Así, es mi humilde peti*ción le esfor*zarse a su alcance para impe*dir que esta*llen en una ter*cera gue*rra mun*dial las Poten*cias prin*ci*pa*les y secun*da*rias. No debe haber nin*guna duda en nues*tras men*tes que si fra*ca*sa*mos en esta tarea y luego los efec*tos y con*se*cuen*cias de esa gue*rra no será limi*ta*dos a sólo los paí*ses pobres de Asia, Europa y las Amé*ri*cas; más bien, nues*tras gene*ra*cio*nes futu*ras ten*drán que asu*mir las con*se*cuen*cias terri*bles de nues*tras accio*nes y niños en todas par*tes del mundo van a nacer defor*mes o dis*ca*pa*ci*ta*dos. Nunca per*do*na*rán a sus ancia*nos que lle*va*ron al mundo a una catás*trofe glo*bal. En lugar de estar preo*cu*pa*dos por sólo nues*tros intere*ses, debe*mos exa*mi*nar nues*tras pró*xi*mas gene*ra*cio*nes y esfor*zarse por crear un futuro más bri*llante para ellos. Pue*den Dios el pesar per*mi*ten a usted y todos los líde*res mun*dia*les, para com*pren*der este mensaje.

Atten*ta*mente,

Mirza Masroor Ahmad
Kha*li*fa*tul Masih V
Jefe de la comu*ni*dad musul*mana Ahma*diyya en todo el mundo