PDA

Ver la Versión Completa : La Soberbia, un mal de males



chemlal
09/06/2012, 23:43
La Soberbia en sí, es cierta inflación y seguridad que el alma siente, porque se cree superior a los demás en algo. Pero, además, este estado psicológico produce o determina, después, ciertos actos exteriores e interiores, que son los frutos de la soberbia.

El soberbio, en efecto, al estimarse superior a los demás, desprecia a los que cree inferiores a él, los menosprecia, los aleja y aparta de sí, se desdeña y tiene a menos de tratarlos, de sentarse con ellos, de comer en su compañía.

A veces, hasta cree, cuando la soberbia sube de punto, que deben permanecer de pie ante él en actitud de siervos; y si llega a su colmo, hasta se tiene a menos de que le sirvan, no juzgándolos dignos de tal honor.

A veces, cuando la soberbia es menor, se avergüenza el soberbio de andar emparejado con su prójimo por las calles estrechas y, para evitarlo, procura adelantársele; en las reuniones y tertulias, cuida de ocupar un lugar más preeminente que él.

Espera a que le salude antes; repúgnale descender a prestarle cualquier pequeño servicio; si su prójimo se permite discutir con él, se desdeña de contestarle; si le exhorta o aconseja, se tiene a menos de escucharle.

Pero si es él quien amonesta a los demás, lo hace con dureza; cuando alguien le contradice, se irrita; si se dedica a la enseñanza, en vez de tratar con cariño a sus discípulos, los humilla, les colma de reproches e insultos y hasta les somete a su servicio como criados, mira al vulgo indocto como si fueran asnos, despreciándolos por su ignorancia.

Que la soberbia sea un vicio gravísimo y que sus daños espirituales sean mortíferos, infiérese de esta su naturaleza y de sus frutos, sin contar con que, por su extensión, es un mal que ataca, así a los simples fieles, como a los devotos, ascetas y maestros de espíritu.

De aquí que, ponderando su gravedad, dijo el Profeta Muhammad ( ):
-Que no entrará en el cielo quien guarde oculto en su corazón un átomo de soberbia.
Y la razón es obvia como decía Imam Al-Ghazali:
-La soberbia se interpone como obstáculo infranqueable entre el orgulloso y las virtudes todas, que son como las llaves que franquean las puertas del cielo.

El orgulloso, en efecto, no puede querer para sus prójimos lo que quiere para sí, ni puede practicar la humildad, que es el principio y fundamento de todas las virtudes, ni puede evitar el odio, la ira y la cólera, ni puede ser sincero, ni puede menos de sentir envidia, ni es capaz de aconsejar al prójimo con caridad, ni de evitar la maledicencia y la injuria.
En suma, no hay vicio a que no se vea arrastrado el soberbio, para defender incólume su inflado orgullo, ni hay virtud de que no se sienta incapaz, por temor a perder el alto prestigio en que se tiene a sí mismo.

Pero de todos los daños de la soberbia, el más grave es, sin duda, la obcecación que produce en el alma, impidiéndole recibir de Allah la luz de su ciencia, aceptar humilde la enseñanza de la verdad y someterse a su dirección saludable.
Ya lo dijo Jesús (La Paz sea con el):
-«La semilla germina en tierra buena, pero no en la roca viva. Así también, la sabiduría obra en el corazón humilde, pero no en el corazón soberbio».

وَلَا تُصَعِّرۡ خَدَّكَ لِلنَّاسِ وَلَا تَمۡشِ فِى ٱلۡأَرۡضِ مَرَحًا*ۖ إِنَّ ٱللَّهَ لَا يُحِبُّ كُلَّ مُخۡتَالٍ۬ فَخُورٍ۬

-Y no pongas mala cara a la gente ni andes por la tierra con insolencia, pues es verdad que Allah no ama al que es presumido y jactancioso. Sé moderado al caminar y baja la voz, pues ciertamente la más desagradable de las voces es la del asno. (Qur´an 31:18)


وَذَرُواْ ظَـٰهِرَ ٱلۡإِثۡمِ وَبَاطِنَهُ ۥۤ*ۚ إِنَّ ٱلَّذِينَ يَكۡسِبُونَ ٱلۡإِثۡمَ سَيُجۡزَوۡنَ بِمَا كَانُواْ يَقۡتَرِفُونَ (١٢٠)

-Abandonad la maldad externa e internamente, pues en verdad que quienes cometan alguna maldad, serán pagados por lo que hicieron. (Qur´an 6:120)



وصلى الله وسلم على نبينا محمد وآله وسلم