Resultados 1 al 3 de 3

Tema: Judaísmo, Cristianismo e Islam: Una tradición común

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    09 may, 11
    Ubicación
    La Pobla de Vallbona, Valencia
    Mensajes
    127

    Thumbs up Judaísmo, Cristianismo e Islam: Una tradición común

    El mundo del antiguo Oriente Medio, en particular las regiones de Egipto y las tierras al este del mar Mediterráneo (Asiria y Media), era, predominantemente, un mundo politeísta en la época del siglo 7 a.C. (Atlas Histórico del Mundo, pág. 3). La gente de aquellas tierras adoraba a diferentes tipos de deidades. Algunos fueron vinculados con el bienestar de los pueblos y ciudades, como Marduk en Babilonia o Ra de Heliópolis en Egipto. Otros Dioses eran los responsables del sustento y el bienestar del hombre en tiempos de guerra y agitación, como Baal para los Cananeos e Ishtar para los Sumerios y Asirios. (La Herencia de las Civilizaciones del Mundo, pág. 54).
    Entre este diverso conglomerado de culturas y creencias politeístas surgió una única gran tradición que mas tarde iba a fusionar las bases de las tres grandes religiones del mundo: el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam. Estas tres religiones pueden ser vinculadas a una tradición religiosa común que se remonta a tiempos del Profeta patriarcal Abraham. Esta tradición religiosa subyacente, forma la sólida base sobre la que se han construido las tres religiones en el transcurso de la historia y de la que cada una ha desarrollado diferentes creencias e ideales que los diferencian de los demás.
    Para empezar, la diferencia fundamental que distingue la tradición religiosa de estas tres religiones era el concepto unificador del monoteísmo:
    Cree en un único, Todopoderoso Dios que es el Creador único, Sustentador y Soberano del universo. (Ibid, pág. 56)
    Si bien no está muy claro cuando surgió por primera vez esta doctrina, los historiadores suelen coincidir en que el concepto del monoteísmo apareció por primera vez entre un pueblo nómada tribal conocidos como los Hebreos. (Ibid, pág. 56) En esencia, la tradición religiosa común que comparten el Islam, el Cristianismo y el Judaísmo se remonta a esos pueblos. Una mejor comprensión de la historia de este grupo de personas puede ser útil para comprender el origen común de las religiones monoteístas contemporáneas.
    El relato preciso de las actividades de los hebreos no está disponible. Sin embargo, los investigadores están de acuerdo en el hecho de que los relatos bíblicos que hacen referencia a la emigración de los hebreos desde Mesopotamia a la zona de Oriente Medio son plausibles, de acuerdo con lo que se conoce de las rutas generales de emigración de estas tribus seminómadas. (Ibid, pág. 57) Las tradiciones religiosas e históricas mencionan que el patriarca Abraham venía de Mesopotamia y emigró al oeste con sus seguidores Hebreos y se establecieron a lo largo de la costa oriental del mar Mediterráneo, en el área hoy conocida como Palestina. (Ibid, pág. 56).
    Abraham trajo consigo la idea de una creencia monoteísta, una idea que más tarde demostró perdurar durante mucho tiempo en la zona. La creencia monoteísta hizo hincapié en las exigencias morales y las responsabilidades del individuo y de la comunidad hacia la adoración de un único Dios, quien era el regidor de todo. Además, la creencia en un sólo Dios acentuó la idea de que Dios tenía un plan divino para la historia de la humanidad, y que las acciones y los ideales de Su pueblo elegido estaban indisolublemente unidos a este plan divino. (Ibid., pág. C-1) En la cúspide de esta tradición se encuentra Abraham, quien es reconocido como el fundador de su fe por las tres religiones: el Islam, el Judaísmo y el Cristianismo. Los seguidores de Abraham transmitieron esta tradición generación tras generación, fortaleciendo y uniendo a las personas de Palestina con la creencia en Dios y la alianza hecha con Su pueblo elegido. Fue en el siglo 13 a.C. cuando Moisés demostró ser una gran fuerza unificadora que iba a forjar, literalmente, la nación de Israel. Fue durante la época de Moisés en la que el concepto de la alianza fue reiterado y restablecido entre los descendientes de Abraham.
    La importancia de esta alianza puede ser reconocida desde un análisis pormenorizado de las escrituras de las tres religiones. Las tres ramas de la creencia monoteísta original introducida por Abraham en la zona de Palestina reconocen y relatan el evento en sus escrituras religiosas:
    Moisés escribió todas las palabras del Señor, se levantó de madrugada y edificó un altar al pie de la montaña y doce estelas por las doce tribus de Israel…
    …Después tomo la mitad de la sangre y la puso en vasijas, y la otra mitad la derramó sobre el altar. Tomó luego el libro de la alianza y lo leyó en presencia del pueblo, el cual dijo: “Cumpliremos todo lo que ha dicho el Señor y obedeceremos” (Éxodo: 24:4, 6, 7).
    Del mismo modo, el Islam también reconoce la alianza de los hebreos con Dios. Se menciona en el Sagrado Corán, el texto religioso de los musulmanes, que el hombre debe recordar el hecho de que tal alianza fue tomada por un grupo de personas con Dios:
    ¡Oh, Hijos de Israel! Acordaos de los favores que os concedí y sed fieles a vuestro pacto conmigo; yo seré fiel a mi alianza con vosotros, y sólo a Mí debéis temer. (El Sagrado Corán 2:41)
    ¡Oh, Hijos de Israel! Recordad los favores que Os concedí y que Os ensalcé por encima de los demás pueblos. (El Sagrado Corán 2:48).
    Y acordaos cuando dimos a Moisés el Libro y el Discernimiento, para que pudierais ser guiados rectamente. (El Sagrado Corán 2:54).
    Y acordaos de cuando aceptamos vuestra alianza y elevamos sobre vosotros el Monte, diciendo: “Sujetad con fuerza lo que os hemos dado y recordad lo que contiene, a fin de que os salvéis.” (El Sagrado Corán 2:64).
    La necesidad de citar los pasajes anteriores se ve cuando uno intenta correlacionarlos y compararlos con otras creencias subyacentes que se encuentran en las tres religiones. Se observa que la tradición traída por Abraham, y reforzada y restablecida por Moisés, está presente y es reconocida por las tres religiones. Este es el punto común entre todas las tres confesiones: una afirmación y reconocimiento de la alianza que los hebreos de la zona de Palestina hicieron con Dios. Esto constituye la base fundamental de estas religiones monoteístas.
    Otra importante similitud entre las tres religiones es su relativa cercanía en términos de proximidad geográfica. No es una coincidencia que las tres grandes religiones monoteístas del mundo tengan una patria ancestral común: el hecho de que Abraham era el padre de la fe para las tres religiones también significaría que el lugar donde vivió y guió a su pueblo sería el lugar donde nacerían las tres religiones. Oriente Medio, comprendiendo la zona de Palestina, la península del Sinaí, la península Arábiga (especialmente la mitad norte) y las áreas de la actual Turquía y Grecia constituyen, en esencia, la cuna de las tres confesiones.
    Otro paralelismo entre las tres religiones es la creencia y el ideal de que a través de la oración y las plegarias, y estableciendo una relación con Dios, uno puede alcanzar la bondad en la vida y estar en un constante estado de paz y tranquilidad consigo mismo. Esta es la raíz fundamental de toda oración en una religión monoteísta. El Creador Todopoderoso es visto como un Ser preocupado activamente por los actos y acciones de Sus criaturas. De este modo, un giro hacia Él nos conduciría hacia un camino de Gracia y Misericordia divina. Hablando en esencia, el propósito de Dios en la creación de la humanidad fue por una muy buena razón:
    Se les pidió ser justos y buenos como su Creador, por ser participes en el cumplimiento de Su propósito divino. (Craig, Albert, et al; La Herencia de las Civilizaciones del Mundo, página 60).
    Este concepto se ilustra en la declaración de Dios a la Casa de Israel mencionada en la Biblia:
    …Pondré mi ley en su interior, la escribiré en su corazón, y seré su Dios y ellos serán mi pueblo… (Jeremías 31:33).
    El propósito de Dios, de acuerdo con las creencias monoteístas, era elevar al hombre en rango y altitud en términos de conducta espiritual y excelencia moral. Esto sólo podía hacerse si el individuo o la sociedad en general reconocían el hecho de que fueron creados con un propósito divino y de acuerdo a un plan preestablecido. Se esperaba que los creyentes siguieran las enseñanzas otorgadas a ellos a través de sus respectivas escrituras y reconocieran a personas como Abraham, Moisés y otros, ser Profetas que fueron inspirados e iluminados por Dios y que les fue otorgada la tarea de liderar y reformar a las personas. (Craig, Albert, et al; La Herencia de las Civilizaciones del Mundo, página 59). continuar leyendo


  2. #2
    Fecha de Ingreso
    09 feb, 09
    Mensajes
    1

    Predeterminado

    Es muy triste oír todo esto que se dice, es absolutamente deprimente sentir lo que pasa, y es espantoso ver cómo han evolucionado estas tres religiones hasta la actualidad.
    Como bien dice el ilustre nuestro Autor: Arshad Khan; que en los primeros estadios de las investigaciones se confluye que Abraham es el crisol catalizador de un concepto unificador y punto de partida para la creencia en un Dios universal, y cito- “Cree en un único, Todopoderoso Dios que es el Creador único, Sustentador y Soberano del universo” eso está bien, es cierto y es correcto, pero está muy lejos de la verdad.
    Si es verdad que Abraham planteo esta idea por primera vez, pero también es verdad que no se sabe por qué, no se sabe de dónde vino, que la genero.
    La verdad del asunto no es tan simple y tampoco tan fácil y somera, tenemos que ver de dónde obtuvo Abraham esta idea, ¿Vio del mismo Dios que le hablo? Pues no. O fue más bien como siempre es, de una forma indirecta, a través de algo o alguien, “Dios le hablo a Abraham por una apariencia de Dios, por una voz audible, por visiones o sueños, por el ministerio de ángeles, por la obra del Espíritu de Dios en la mente de la persona, por el avivamiento de un pasaje de las escrituras en nuestras corazones, o por el ministerio de un profeta o predicador”
    Son todas fuentes indirectas, circunstanciales y muchas muy personales de otros individuos. La verdad y es lo que pienso que Abraham obtuvo esa información de otras fuentes y no precisamente de Dios.
    ¿Nada de eso sucedió? O más bien podríamos preguntarnos ¿de donde oyó Abraham esta historia? Donde y como conoció este concepto o mejor dicho donde leyó Abraham esta historia de un Dios Único creador de hombre.
    El mismo Abraham es puesto en duda y se confunde en una niebla muy antigua, mitad leyenda mitad historia, “La forma original del nombre, Abram, es aparentemente el término asirio Abu-ramu" Es dudoso si el significado usualmente atribuido a esa palabra, "padre excelso", El significado que se da al nombre Abraham en Génesis 17,5 es un juego popular de palabras, y se desconoce su significado real. El asiriólogo Hommel sugiere que en el dialecto minoico, se escribe la letra hebrea Hê ("h") para alargar la letra a. Quizás aquí podemos tener la derivación real de la palabra, y Abraham puede ser solamente una forma dialéctica de Abram¨ vemos que hasta su mismo nombre es cuestionable e incierto.
    Resulta además que toda la historia de Abraham es un largo y tortuoso compendio de versiones correcciones recopilaciones, y vueltas a escribir y reescribir por numerosos escribanos, sacerdotes, historiadores en fin muchas mentes y manos intervinieron en la forma como se describen y cuentan todos los asuntos de la historia y vida de Abraham, dando por resultado esta versión que tenemos actualmente, donde muchos afirman que es historia y otros que más bien es una conciencia global de unificación, necesaria y tolerada.
    A mi particularmente no me molesta si es historia o no, mi planteamiento es discernir el antes de que Abraham tomara la conciencia y pensara en la existencia de un solo dios.
    Si Dios único existe desde antes de Abraham ¿Dónde estuvo todo ese tiempo? ¿O es que no estaba y después estuvo? Seguramente parecerán infantiles estas apreciaciones, es más pueden parecer no dignas de ser escuchadas o razonadas, el punto y a donde quiero llegar es que Abraham obtuvo información muy importante y de primera mano, cuando vivía en Ur. "Ur de los caldeos" acaso deberían haber traducido "país de los sumerios".
    "Pese a la existencia de las listas reales sumerias la historia de este período es relativamente desconocida, ya que gran parte de los reinados expuestos en ellas tienen fechas imposibles” ¿Imposibles? ¿Y no suena imposible que Abraham muriera a los 175 años, y que Sara le diera un hijo a los 100 años? Imposible es que no pensemos que algo sucede, que algo pasa aquí, hay información que se maneja y no se dice.
    Esa información que manejaba Abraham no pudo proceder sino de las fuentes Sumerias, de la historia escrita en tablillas y que estaba en perfecto estado, y que también estaban actualizadas y bien archivadas, la documentación de esas tablillas es cierta y verídica tanto como cualquier documento histórico de la actualidad y reposaba cuidadosamente custodiada y protegida en bibliotecas y registros públicos de escribanos reales desde épocas que se remontan a 1.000 años antes de Abraham y 5.000 años antes de Cristo.
    En donde se menciona por ejemplo a las famosas ciudades de Sodoma y Gomorra, así como a Zeboim, Zoar y Adma como “ciudades de la llanura”, los mismos nombres y descriptiva frase usada en Génesis 13:2 y Génesis 14:2 – los lugares donde Abraham hizo su ‘campamento’.
    Así de acuerdo a lo anterior tengo buenas razones y si se quiere buenas sospechas simples y claras para pensar que Abraham obtuvo su conocimiento de la existencia de “Dios” de esas fuentes.
    Ahora bien ¿Qué significa esto? ¿Estamos ante qué?
    Pienso que el origen de Dios esta hay, frente a nosotros, está en la información que Abraham manejo, El accedió y se configuro tristemente como el padre de las tres más nefastas religiones del mundo, para bien o para mal.
    Y no me mal interpreten, soy profundamente espiritual, creo en Dios absolutamente, pero no me ciego ante los libros escritos por hombres y mucho menos por sus interpretaciones que evidentemente están sujetas a sus condicionamientos motivados por el mero accidente de nacer aquí o allá.
    ¿Es posible tanta ceguera?
    Saludos a todos.
    Arq. Juan Jimenez

  3. #3
    jesus-t.m.-296 Guest

    Predeterminado

    El Creador existió antes que Abraham, al igual que antes que él hubo otro profeta, Noé, y el primer enviado por Dios fue Adán.
    A Abraham se le considera "padre" del judaísmo, cristianismo e Islam, pues se dice que de su hijo Ismael surgió la comunidad musulmana, y de su otro hijo Isaac surgieron las comunidades judía y cristiana. Sin embargo, esto no se sostiene firmemente, pues es como decir más o menos que Isaac y aquellos de sus descendientes que fueron Profetas fueron "anunciando" el judaísmo y luego Jesús y sus discípulos el cristianismo, mientras que los descendientes de Ismael "anunciaron" el Islam, concretamente el profeta Muhammad. Esto no es así, pues Isaac, su hijo Jacob, su nieto José y todos los demás Profetas enviados al pueblo de Israel también son reconocidos en el Islam, y trajeron el mismo mensaje en esencia que posteriormente trajo Muhammad. Por otro lado, la palabra "judío" significa "del pueblo de Judá" (hijo de Jacob, según la Biblia) y "cristiano" significa "seguidor de Cristo"; la primera palabra denota un sentido que nada tiene que ver con lo religioso, y la segunda pareciera restringir la fe y el amor por un sólo profeta. "Musulmán", sin embargo, significa "sometido al Creador". Así, Adán, Noe, Abraham, los profetas "judíos" y Jesús fueron musulmanes.

    Para el mundo puede haber 3 religiones monoteístas, y yo respeto si alguien se hace llamar judío o cristiano, pero para mí hay 3 maneras de espiritualidad: 1) creyendo en un único Creador, 2) creyendo en varios Creadores, 3) creyendo en nada. Y para mí, la primera es la válida, y en mi caso, sí, considerando el Corán como libro del Señor, que se ha mantenido intacto en todo este tiempo. Que tú llames a Allah ("el Creador", en árabe) mentiroso de forma indirecta, o que pienses que el Corán no lo mandó él, o que creas que el Islam es una religión mala y que ha traído desgracia (no sería por el mensaje puro, sino por el afán de poder y riquezas, y por simple odio), no hace de menos lo que es: una buena forma de vida y un buen camino. Tú dices creer en Dios pero no seguir los libros sagrados. ¿Y cómo te enteraste entonces de que él existe? ¿Te lo dijo otra persona? En ese caso, ¿cómo se enteró esa otra persona de tal buena nueva?
    En cuanto a las tablillas sumerias, no se quedan atrás en cuanto a lagunas interpretativas, y no son pocas; pareciera que das por asentadas sus interpretaciones. Te suena Zecharia Sitchin, ¿no? Pues sus teorías sobre los Annunakis han sido desmentidas y re-desmentidas por diversos motivos. Además, ¿crees en Dios o en Dioses? Ya que esas tablillas supuestamente mencionan la existencia de varios Dioses (sí, los dichosos Annunakis), algo que el Corán rechaza de plano, y de forma insistente. Lo de esas tablillas es falsedad y lo que contienen es una invención montada a partir del Génesis bíblico. Otra cosa es que haya quien se crea esa historia. A mí no me la coláis. A hacer apología del Annunakismo a otro sitio.

    Adiós.

Etiquetas para este Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •